Cuando decaiga la polémica sobre La Novela Histórica quizás podamos comenzar una sobre el humorismo histórico, recordemos una pieza tan simpática (y que se vale de muchos de los recursos de la novela histórica) como “Decadencia y caída de casi todo el mundo” del ingles William Cuppy.

Armando Fernandez