Queridos colegas,

Acabo de recibir la respuesta (en anexo) de Cristina Cifuentes al envío el 7 de enero de nuestro Manifiesto apoyado por 377 profesores de más de 100 universidades españolas y extranjeras contra los plagios del Rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Ciertamente la Presidenta de la Comunidad de Madrid se desinteresa olímpicamente de los plagios cometidos por la máxima autoridad de la URJC, universidad creada y financiada por ellos con fondos públicos, si bien dice algo cierto, que venimos repitiendo los profesores afectados:

“Como sabe, la Comunidad de Madrid no ostenta la competencia para investigar la revisión de sexenios y del trabajo de acreditación a que alude en vuestro escrito, sino que dichas funciones corresponden al Ministerio de Educación, Cultura y Deportes a través de la ANECA”

En nuestro Manifiesto hemos demandado, en primer lugar, sin obtenerla, la dimisión del Rector plagiario, pero sí una dimisión enmascarada, vergonzante, sin reconocimiento de culpa, de acuerdo con la Comunidad de Madrid, adelantando las elecciones en la URJC al 15 de febrero y forzando la no presentación a Rector de Fernando Suárez Bilbao.

De modo que nuestra principal reivindicación será a partir del 15 de febrero:

“la formación de una Comisión de Investigación realmente independiente cuyas resoluciones sean tenidas en cuenta por la ANECA y el CNEAI a fin de revisar sus acreditaciones y sexenios de investigación”.

Descartamos que la URJC quiera o pueda crear un Comisión de Investigación independiente sobre los plagios de su todavía Rector, como hemos visto estos últimos tres meses. Somos conocedores además del contexto de falta de libertad y de amenazas de represalias en que se van a celebrar dichas elecciones, por lo que no esperamos grandes novedades más allá del cambio de persona.

Tampoco la Conferencia de Rectores se ha manifestado dispuesta, hasta ahora, a constituir una Comisión de Investigación sobre los plagios del todavía Rector, ante la inacción y la falta de imparcialidad de la URJC. En cuyo caso sería asimismo necesario el concurso del Ministerio de Educación para implementar las medidas sancionadoras que se derivasen.

De manera que, hoy por hoy, toca al Ministro de Educación Iñigo Méndez de Vigo crear esa Comisión de Investigación para reevaluar los sexenios (complementos salariales) y el segundo ejercicio de la habilitación a catedrático de Fernando Suarez, así como sus restantes méritos de investigación. Es un sinsentido que el Ministro Méndez utilice como pretexto para la inacción la “autonomía universitaria” porque, la universidad no tiene autonomía en la evaluación del acceso al profesorado universitarios y su promoción, depende por ley de las agencias evaluadoras gestionadas por el Ministerio de Educación, al margen de la universidad como institución, cuyos informes son preceptivos, de obligado cumplimiento. en concursos y oposiciones.

Seguimos esperando una respuesta al escrito del 7 de enero por parte del Presidente o la Comisión Permanente de la Conferencia de Rectores-CRUE y del Ministro de Educación, la ANECA y la CNEAI (que fallaron estrepitosamente en la detección de los repetidos plagios del Rector de la URJC).

Pedimos a los partidos políticos con representación que presenten en el Congreso de Diputados iniciativas parlamentarias en línea con nuestras justas demandas y/o para que el Gobierno de España, a través de su Ministro de Educación, rinda cuentas de su gestión del escándalo de los plagios del Rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid que está afectando gravemente el prestigio nacional e internacional de la universidad española.

Carlos Barros

 

RespuestaCifuentes0001RespuestaCifuentes0002

Acabamos de recibir la respuesta del Ministerio de Educación (en anexo) a la pregunta parlamentaria (en anexo) sobre los plagios del Rector de la Universidad Juan Carlos de Madrid, presentada por la diputada de En  Marea, Yolanda Díaz Pérez, del Grupo UP-ECP-EM  que recoge las peticiones del Manifiesto de los profesores afectados, que ha recibido ya la adhesión de 427 profesores de universidades españolas (52) y extranjeras (58).

 

Después de cuatro meses de estallar, dentro  y fuera de España,  el escándalo de los numerosos y reiterados plagios de Fernando Suárez Bilbao, Rector de la URJC, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, sigue contra toda evidencia (como la reciente prueba pericial de la Universidad de Barcelona) empeñado en “negar” su competencia en la investigación -y  sanción si procede- de las evaluaciones (sexenios y habilitación a catedrático) del profesor Suárez realizadas por un organismo. la ANECA, que forma parte del organigrama del Ministerio de Educación, como ha recordado la Presidenta de la Comunidad de Madrid en su respuesta al mismo documento de firmas que, hasta el día de hoy, el Ministro no se ha dignado en respondernos directamente:

 

“Como sabe, la Comunidad de Madrid no ostenta la competencia para investigar la revisión de sexenios y del trabajo de acreditación a que alude en vuestro escrito, sino que dichas funciones corresponden al Ministerio de Educación, Cultura y Deportes a través de la ANECA” (16/1/2017).

 

Se nos escapan los motivos reales del Ministro Iñigo Méndez de Vigo para hacer caso omiso al sentido común y a nuestras demandas de una universidad española libre de plagios entre profesores e investigadores que, siendo un fenómeno minoritario, afecta gravemente a la imagen de nuestra universidad al tener ahora como protagonista a tan alto cargo académico, por lo que una sanción disciplinar por parte de la autoridad evaluadora correspondiente debería sentar precedente.

 

Más todavía cuando el Ministerio sabe, como todos nosotros, que la Universidad Rey Juan Carlos no ha sido capaz en estos últimos cuatro meses de poner en marcha una Comisión de Investigación, ni lo será en el futuro dada la voluntad continuista manifestada por el  probable  nuevo Rector, Javier Ramos, que menos todavía podría asegurar una Comisión independiente e imparcial.

 

Cierra también la respuesta ministerial la opción de una solución judicial (en un plazo de años, ciertamente) toda vez que -afirma el Ministerio- no tomarán medidas hasta que haya una sentencia penal, sabiendo como saben que el plagio académico no está específicamente contemplado en el Código Penal español, y que por ello la demanda judicial de nuestro compañero Miguel Ángel Aparicio, sustentada por la Universidad de Barcelona y apoyada por todos nosotros, va desgraciadamente por la vía civil no por la vía penal.

 

Denunciamos, en consecuencia, la actitud obstruccionista del Ministerio de Educación del Gobierno de España para dar solución al problema universitario,  y de alarma social,  creado por los plagios del Rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, y llamamos a los partidos con representación parlamentaria. que se reclaman en la oposición al actual Gobierno, a ayudarnos en la tarea de salvar la honra, la imagen y el buen funcionamiento de nuestras instituciones académicas.

 

Santiago de Compostela, 7 de febrero de 2017.

 

Carlos Barros

Pregunta de en Marea

Resposta do Goberno PLAXIO NA UNIVERSIDADE

https://www.youtube.com/watch?v=3IzJBb7Vi-o

https://www.youtube.com/watch?v=uSxXOTxA4SE