Imprimir
Reseñas: María Soledad Gesto Mallón

El Congreso Historia a Debate es el primero al que asisto, es por ello por lo que la valoración de lo aquí dicho es totalmente personal. Lo primero que puedo decir se refiere al contraste que cualquier persona pudo observar entre los historiadores latinoamericanos y los europeos en cuanto a la ilusión e idealización de la historia de los primeros. Todas sus ponencias mostraban un gran viveza, una ilusión y una frescura que contrataba mucho con las de historiadores europeos, más pesimistas y mucho más repetitivas. Un segundo aspecto es que ahora sé como se puede organizar mejor uno cuando asiste a un congreso, es decir, la próxima vez intentaré elaborar un programa eligiendo los temas que más me interesan para así poder aprovechar mejor la asistencia y no cometeré el error de querer asistir a todo y al final no saber a dónde ir.

Centrándome en lo que fue el congreso se puede destacar también la variedad de temas que allí se discutieron. Temas de carácter general que afectan a todos los historiadores en cualquier país como: balance historiográfico de un siglo que ya se acabó, el siglo XX, la crisis de la historia y el cambio de paradigma, el retorno del sujeto social, mentalidades y multiculturalismo, los nuevos enfoques de la historia, la historia ecológica, las nuevas tecnologías y la historia, etc. Temas de los que oímos hablar cada día llegando a la conclusión, en mi modesta opinión, de que son temas y campos -como el de las nuevas tecnologías- en los que nos tenemos que implicar y poner al día si queremos sobrevivir como historiadores. También destacaría el hecho de dedicar parte de este congreso a tratar temas con carácter casi monográfico como en lo referente a Chiapas, interesante por la importancia de los problemas que allí existen y que todos los días leemos en la prensa o escuchamos en la televisión. Otra sección fue la dedicada a Galicia tratando algunos de los temas de los que aquí más se habla: historia de las mujeres, historiografía y producción historiográfica.

Un vez finalizado el congreso se han oído comentarios sobre la poca importancia de los ponentes y la poca participación de los asistentes en el debate, sobre ello diré que se pudo encontrar un poco de todo, dependiendo de la ponencia, es decir, existieron ponencias en donde el debate fue intenso y existieron ponentes con buenas ponencias y gran claridad expositiva y otros, con gran renombre y unas ponencias muy pobres.

María Soledad Gesto Mallón
Estudiante de 4º curso
Licenciatura de Historia
Universidad de Santiago de Compostela