Imprimir
III Congreso Internacional Historia a Debate Santiago de Compostela

III Congreso Internacional Historia a Debate
Santiago de Compostela, 14-18 de julio de 2004


  Reseñas

 

Versión texto


[El Heraldo Dominical, Colombia, 12/9/04]

EL HERALDO

Contáctenos

III Congreso Internacional de Historia a debate Foro Mundial sobre historiografía del Siglo XXI

Por JAIME COLPAS GUTIÉRREZ*

Con más de doscientos ponentes de todo el planeta, se efectuó en la histórica ciudad de Santiago de Compostela España, el III Congreso

Internacional de Historia a Debate. Importante foro científico de los tiempos contemporáneos, en el que se dieron cita trescientos historiadores y miembros de las distintas ciencias humanas de los cinco continentes, el cual sesionó en el moderno auditorio del campus norte de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Compostela, entre el 14 y 18 de julio.Su objetivo fue debatir cómo escribir la historia en el siglo XXI, considerando los acontecimientos más importantes del mundo entre el 11 de septiembre al 11 de marzo (Caída de las torres gemelas, la guerra de Irak y el atentado al metro de Madrid), y la crisis de los paradigmas historiográficos (Escuela de los Annales, materialismo histórico, corrientes postmodernas, etc.) a la luz de los preceptos del manifiesto de Historia a Debate, suscritos por 328 historiadores de todo el planeta.

A los numerosos congresistas, se le sumaron los siete mil cibernautas del orbe académico que siguieron día a día las tesis, argumentos y polémicas de los conferenciantes centrales, ponentes y asistentes a las mesas redondas, trasmitidas en directo por vídeo conferencia por Internet, en la página wed de Historia a Debate. Los asistentes virtuales participaron con mensajes, preguntas e interrogantes, constituyéndose este hecho en la principal innovación de esta comunidad académica, en lo que se refiere a las ciencias de la sociedad.

La sesión inaugural, presidida por el jefe del Ejecutivo gallego, Manuel Fraga y Carlos Barros coordinador científico del Congreso, estuvo a cargo de Etienne Bloch, hijo del historiador francés Marc Bloch, uno de los fundadores de la escuela de Annales, asesinado por los nazis en 1944. Su hijo presentó la obra que Bloch escribió en un campo de concentración (Apología por la historia) durante la II Guerra Mundial.

La conferencia inaugural fue el merecido homenaje que le tributó la comunidad científica de Historia a Debate, al malogrado padre de los Annales. Así fue como empezó el concurrido congreso que se desarrolló en tres auditorios simultáneos (auditorio, aula 00 y 03), en doble jornada, contando con una disciplinada audiencia que participó activamente en el desarrollo de los debates con traducción simultánea en seis lenguas, efectuándose de forma paralela con el inicio del xacobeo (peregrinación) a la tumba del Apóstol Santiago que presidió la reina Sofía de España y su guardia presidencial que arribó el 14 de julio a la centenaria ciudad gallega a festejar su quinto centenario de fundación (véase La voz de Santiago, España, 15 de julio del 2004)

Los temas centrales versaron sobre La reconstrucción del paradigma historiográfico, historiografía digital, los fines de la historia, hoy; historia y democracia y derechos humanos, conceptos históricos y actualidad, memoria histórica activa, y pueblos indígenas; historiografía y actualidad, formación histórica del sujeto político y grupos, redes y movimientos historiográficos. Y las mesas redondas abordaron las problemáticas de la Globalización, antiglobalización e historia, retorno de la sociedad civil, del 11 de septiembre al 11 de marzo, tendencias colectivas y "grandes historiadores" en la historiografía, fragmentación de la historia, historias oficiales, pueblos indígenas, historiografía y actualidad, transiciones a la democracia, Europa y América en la encrucijada histórica.

Cincuenta universidades de cinco continentes se hicieron presente con sus ponentes. El 40% provinieron de las universidades españolas, liderada por los historiadores Carlos Barros (Compostela), Antonio Duplá (País Vasco), Pedro Ruíz (Valencia), Juan Manuel Santana (Canarias), Carlos Martínez Shaw (Madrid), Miguel Beas (Granada), entre otros.América Latina contó con la nutrida asistencia de prestigiosos historiadores, destacándose Ciro Santana Cardoso, María Emilia Prado, Jorge Novoa, brasilersos; Hebe Pelosi, María Actis, Hilda Agostino, argentinos; Norma de los Ríos, Guillermo Turner, Stefan Glander, Rigoberto Rodríguez, Federico Sandoval, Rolando González, mejicanos; Reinaldo Rojas, José Monzant, Miguel Angel Rodríguez, venezolanos, etc.

Por la restante Comunidad Europea, descollaron Nicolás Prognon (Tolouse II), Karl Rudolf (Instituto Austriaco), Kerstin Sundler(Suecia), Luciano Callinari(Cagliari, Italia), Féderique Langugue(París), Antoon De Baets (Netherlands), Paul Sevais (Bélgica), Elena Zapponi (París), Hans Nolte (Gernany). De América norteña, brillaron Huber Watelet (Otawa), Glen Davíd Kuecker (Indiana), Jacob Kovalio(Canadá), Elpidio Laguna (New Jersey), Andrés Gunder Frank (Boston), Josefa Salmón (New Orleans), entre otros.Del restante mundo antiguo, sobresalieron Tzvi Tol (Tel Avid), Jorge Secada (Beirut), Vladimir Rouvinski (Hiroshima), Diego Holstein (Jerusalén), etc. La universidad colombiana, por primera vez se hizo presente en este congreso mundial con la ponencia "La Historiografía del caribe colombiano y el manifiesto de historia a Debate", del autor de estas líneas como representante de la Universidad del Atlántico, con la cual se abrió un espacio para el conocimiento de nuestra historiografía regional a nivel universal.

Dada la diversidad de la temática, la brevedad del tiempo de las exposiciones y rigor de las ponencias, a grosso modo destacamos algunas tesis y problemas abordados

A- En el marco de la reconstrucción del paradigma historiográfico, el profesor de la Universidad de Zaragoza Gonzalo Pasmar sugirió la caracterización de una nueva historiografía de contenido problemático que reivindique el uso público y la autonomía del historiador en términos habermanianos. Por su parte, el historiador canadiense Huber Watelet destacó el importante papel de Internet y la historia a Debate, identificando a esta como la comunidad de nuevos tiempos o comunidad global interactiva.Resaltó que historiadores de 50 países han participado en 32 debates, a través de 1.126.000 visitas a dicha comunidad virtual, denominándolo como el paradigma de Carlos Barros. También propuso la noción del peregrino intelectual en términos Khuntiano. El epistemólogo Kidder Smith de EE.UU., reivindicó el nuevo paradigma gallego y defendió la tesis de Carlos Barros de reunir y agrupar el sujeto y objeto.

En la misma dirección, el joven historiador de la Universidad de Cádiz Alejandro Estrella recalcó la problemática de la continuidad del debate, desde la perspectiva de Pierre Bourdieu en la búsqueda de una historiografía científica que le dé respuesta a la fragmentación del objeto. Tesis que complementó la ponente mexicana Norma De los Ríos, quien reivindicó la vigencia de la lucha contra la fragmentación del conocimiento, impuesto por la postmodernidad. Finalmente, el historiador brasileño Jorge Novoa llamó la atención sobre la vigencia de la crisis del paradigma contemporáneo en los albores del siglo XXI, cuyo raíz se remonta a la crisis del pensamiento de la razón cartesiana y el relativismo Nietscheano.B- La conferencia plenaria del historiador marxista germano Andrés Gunder Frank, levantó el nivel del debate, previo a la mesa redonda sobre los acontecimientos del 11 de septiembre/11 de marzo. Su iconoclasta disertación aplaudida por una sala a reventar, giró en torno a la historiografía global oriental y la teoría social, sobre el particular dijoQuiero proponer que no se haga una historia horizontal sino vertical que tenga en cuenta las conexiones y causalidades. La historia del mundo debe ser la historia del mundo para replantear la hegemonía de occidente, cuya dominación tiene un siglo. El péndulo del capitalismo global regresará a oriente, porque Asia ha crecido más que occidente."

El teórico del subdesarrollo criticó la escuela californiana, porque según él occidente no ha existido, y la génesis del capitalismo no puede explicarse sin su conexión con oriente (China y la India). Después, la aducida mesa redonda dio origen a un animado debate entre los especialistas y asistentes. El profesor Natatlet reflexionó sobre las ilusiones del 89 y la paz.

Kuecker insistió en que el mundo atraviesa por una nueva época o un cambio histórico gradual "El mundo está en crisis". Se mostró preocupado por el futuro del primer mundo "¿Los académicos no estamos en capacidad de entender esta crisis?". Por su parte, el canadiense Jacob Kovalio argumentó sobre la inexistencia de la guerra de civilizaciones y resaltó la falsedad de la tesis de Huntington, quien fue defendido por el belga Paul Servais y fuertemente criticado por el historiador marxista José Manuel Santana que acotó que "Ante el fracaso de la teoría Foukuyamana, el imperialismo norteamericano acudió a Huntington, impuesto por los intereses del marketin" . Adujo además que "la guerra contra el terrorismo" no puede reducirse a un loco sanguinario Bil Laden.

Por último, el historiador Andrés Gunder Frank, caracterizó a la guerra de Irán como el mayor error histórico de los Estados Unidos, tesis que fue resaltada en primera plana por la prensa gallega.

B- Sobre las nuevas formas de Compromiso Historiográfico, la académica argentina Hilda Angostino puntualizó sobre la reivindicación de la función ética del historiador que no debe dejar de actuar sobre los acontecimientos de su presente. Propuso su idea del voluntariado social. La filósofa María Luisa Pinto resaltó el papel de la fenomenología de Hursell para comprender la crisis paradigmática del nuevo siglo, por lo que subrayó la necesidad de un "Nuevo método para descubrir e identificar los prejuicios que originan las crisis en el ser humano. Un mundo cultural de convivencia".

Con respecto a la Historiografía e Imágenes, el austríaco Karl Rudolf recalcó el hecho que pocos historiadores utilizan las imágenes como fuentes, "sino como ilustración". Presentó ante el público, su proyecto del texto y libro digital como estrategia para evitar la falsificación y la mentira en la historia. El español Jorge Maíz insistió sobre la necesidad de la humanización de la tecnología. Del mismo modo, María Mariela Alejandra Coudannes de Argentina, destacó la importancia creciente de Internet para la historia y las ciencias sociales.

C- Sobre Conceptos históricos y actualidad fue sugerente el aporte de muchos ponentes, por ejemplo Elpidio Laguna (USA), caracterizó las civilizaciones como un fenómeno de larga duración, proponiendo una visión más incluyente y pluricultural. Dijo que "La globalización es anglobalización. De igual forma, Luciano Cagliari de Italia enfatizó que se debe revisar la visión tradicional de Marc Bloch sobre Sicilia y Córcega.Finalmente, el destacado metodólogo brasilero Ciro F. Cardoso analizó con rigor y erudición la polivalencia del concepto de cultura y sociedad, desde las distintas perspectivas y enfoques sociales, materiales y simbólicos. Concluyó que Cultura y Sociedad deben usarse como nociones complementarias y no como términos rivales, porque se puede empobrecer el análisis historiográfico. No hay duda, como dijo Carlos Barros que asistimos al Congreso más maduro y concurrido de Historia a Debate, el paradigma digital del nuevo milenio.

*Profesor de Uniatlántico, facultad de Ciencias Humanas.

colpasjaime@hotmail.com

COPYRIGHT © 2000 EL HERALDO LTDA. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.