Imprimir
III Congreso Internacional Historia a Debate Santiago de Compostela

IV Congreso Internacional Historia a Debate
Santiago de Compostela, 15-19 de diciembre de 2010

Dirección

 


 Ponencias aceptadas

Mesa D. Movimiento social global, pasado y futuro

Autor

Enara Echart Muñoz (Universidad Complutense de Madrid, España)

Titulo

Diez años de los movimientos antiglobalización éxitos y legados

Resumen

Hace 10 años entró en la escena internacional el movimiento antiglobalización, durante la Contracumbre contra la Ronda del Milenio de la OMC, en Seattle. Aquel momento supuso un cambio importante en las formas de movilización transnacional, así como en la aparición de nuevos actores en el escenario internacional que incidirán en las estrategias de los actores clásicos y en las agendas globales.

Esta ponencia pretender realizar un balance sobre esos movimientos sociales globales en esta última década, partiendo de la hipótesis de que se han convertido en nuevos actores internacionales que actúan en el ámbito internacional, con influencia en las agendas, en las estrategias del resto de actores y en el modelo de relaciones internacionales. En este sentido, más allá de la capacidad que han demostrado de organización, de movilización y de incidencia en el escenario internacional, sus reivindicaciones han incidido en el debate sobre la democratización de las relaciones internacionales, al tiempo que su legado ha sido asumido en un nuevo marco de la acción colectiva transnacional.

La ponencia presentará el movimiento antiglobalización, y sus características, incluyendo una breve discusión conceptual y terminológica, explicando su surgimiento y los principales hitos en su evolución, para detenerse posteriormente en sus estrategias de actuación. Se trata de analizar su creciente peso en el escenario internacional, al que comienzan a trasladar sus demandas de profundización democrática. Para ello, utilizan diversas vías de participación («por invitación» en espacios institucionales, y «por irrupción» con la creación de espacios propios), con diferentes niveles de influencia. Su organización en redes globales (que conectan diversas sensibilidades en una identidad difusa, con un marco

interpretativo multi-temático), su papel de difusores de información y de sensibilización ciudadana (que contribuye a mejorar la comprensión de los problemas globales), su participación en arenas políticas internacionales (siguiendo esas diversas estrategias señaladas), y la presión que ejercen para incluir las preocupaciones sociales en el debate y las agendas internacionales, terminan teniendo un impacto en la democratización de las relaciones internacionales, a través de la ampliación de los espacios de participación y de la creación de espacios ciudadanos de deliberación.Finalmente, se presentarán las señales de agotamiento del movimiento antiglobalización, argumentando que, más allá de la crisis del movimiento, existe una crisis conceptual, intrínsecamente relacionada, para explicar el nuevo activismo transnacional, lo que da lugar a una reflexión sobre los desafíos de los movimientos globales en la actualidad.