Imprimir
III Congreso Internacional Historia a Debate Santiago de Compostela

IV Congreso Internacional Historia a Debate
Santiago de Compostela, 15-19 de diciembre de 2010

Dirección

 


 Ponencias aceptadas

 

Secc. I. 1. Nuevas relaciones entre historiadores y fuentes

Autor

Carlos J. Galbán (Universitat de Barcelona, España)

Titulo

Derrocar el paradigma del castillo bajomedieval desde el siglo XXI experiencias a partir del uso de un nuevo concepto.

Resumen

La ausencia de la percepción de un resto del pasado como posible fuente histórica es una problemática habitual en el desarrollo de nuevas vías de conocimiento. No obstante, no puede obviarse el problema de analizar viejos temas sin abordar una reflexión en torno a las categorías asumidas en su investigcación. La reflexión teórica debe además tener su correlato en los datos, debe ser confrontada con la realidad en tanto pueda ser percibida. En este sentido nuestra propuesta no consiste en una simple categorización del estado del tema de las fortalezas medievales, los castillos, sino mostrar cómo ciertas perspectivas nuevas han permitido comenzar a definir un nuevo concepto. De tal manera, el castillo por haber podido ser demasiadas cosas para los investigadores puede no ser nada. Por ello es necesario retirar el velo academicista que cubre el concepto para captar lo que hay más allá.

Verdaderamente, el castillo como edificio ha sido estudiado desde muy diversas perspectivas y tradiciones historiográficas. En este sentido el clásico interés por la historia política convirtió la fortaleza en el marco en el que situar a los grandes personajes. Superar esta concepción desde la metodología arqueológica parecía sencillo, pero las inercias académicas produjeron la pervivencia de un concepto estático de la fortaleza como plataforma militar y el mantenimiento de determinados tópicos en torno a las fortalezas, sus usos y sus funciones. Las últimas aportaciones de los debates de la escuela inglesa han logrado comenzar a crear una perspectiva multidisciplinar que podría permitiar reubicar la fortaleza en unas coordenadas sociales e históricas nuevas. Paralelamente algunos estudios centrados en la conflictividad, las revueltas antiseñoriales y la relación interestamental han permitido ver conceptualizaciones diferentes de la fortaleza, demostrando la posibilidad de hallar y analizar percepciones alternativas de la fortaleza más allá del relicto monumental como mero referente territorial o fruto de su hipotética función bélica.

En este sentido, planteamos nuestra propia experiencia en intentar obviar las conceptualizaciones académicas en torno a qué era/es o no un castillo medieval y a la formación de una visión renovada que tiene en cuenta determinados aspectos de las funciones ejercidas desde la fortaleza y las perspectivas divergentes socialmente que generó y genera. Planteando, por tanto una visión volitiva de la fortaleza como un constructo social atribuido reflexivamente a determinados edificios más allá de criterios formales. En esta re-construcción conceptual de la fortaleza más allá de las definiciones surgen fortalezas complejas que dan lugar a nuevas posibilidades de estudio más allá del incastellamento o de la arqueología de la arquitectura. Puesto que, si cambiamos el concepto base, podremos ver y veremos aspectos insospechados con significados nuevos. Finalmente, tal cambio puede ayudar a mejorar la comprensión y percepción actual de determinados restos del pasado que han sido desatendidos no por abandono sino por falta de comprensión.

 

La acumulación de monografías, obras de síntesis, estudios artísticos y restauraciones han convertido al castillo en un tema conocido pero difícil de abarcar por parte del investigador. Pese a la utilidad de los numerosos trabajos, la carencia de una reflexión conceptual en torno a lo que el hombre del XXI denomina castillo y lo que esto podría parecerse a la visión de un hombre de los siglos XIV-XV podría conducir a que el investigador haya estudiado castillos que no lo son -ni lo fueron- e ignorado otros simplemente por no parecerlo desde su conceptualización actual.