Imprimir
ESPAÑA

Tema 5.

 

Irma A. Antognazzi

niversidad Nacional de Rosario,Argentina

"Necesidad del enfoque historiográfico para explicar los procesos sociales del presente"

En esta ponencia analizo los aportes que puede hacer la historiografía para explicar el convulsionado mundo en que vivimos y para ayudar a los pueblos a colocarse como protagonistas de los cambios que la humanidad requiere.

Algunos puntos centrales de lo que llamo el enfoque historiográfico son: el carácter histórico del presente; la dialéctica de los procesos; el papel de los sujetos de la historia y el papel de la teoría científica.

Considero que una de las trabas más importantes para poder explicar la realidad social presente en su complejidad y en su movimiento, es la obstaculización que provocan los dueños del poder financiero transnacional a través de trabajadores intelectuales a su servicio y de quienes reproducen sus discursos acríticamente. Sus puntos de vista adaptados a distintos niveles y públicos llegan a inundar el campo de las ideas, lo que conduce a reconocer un discurso único como resultado de la "globalización". Lo singular del caso, no es que los sectores que disponen del poder traten de hegemonizar el campo de las ideas, sino que se haya reducido el espacio de la lucha ideológica con respecto a los años 60 – 70 al punto de que no se ha consolidado un campo de intelectuales dispuestos a explicar los procesos sociales de la fase imperialista del capitalismo. Este debilitamiento no responde sólo a la represión, ni a las deformaciones que provienen de los discursos hegemónicos. Gran parte de los intelectuales han sido ganados por los espacios institucionales abiertos desde el poder pero también, es el caso de muchos, no han llegado a conocer la teoría en toda su magnitud, o la han conocido de manera insuficiente, prejuiciosa, y parcializada confundiendo la teoría, con las acciones políticas que se han hecho en su nombre. El materialismo histórico- dialéctico, no ha dejado de mostrar su enorme potencial para explicar los procesos históricos y como toda teoría científica, admite ser enriquecida y desarrollada ante los nuevos fenómenos que las sociedades van produciendo.

Esta situación de debilidad ha arrinconado a los historiadores a mantenerse en el estudio del pasado dejando el conocimiento del presente a los llamados "comunicadores sociales", sociólogos, economistas, y antropólogos, muchos de los cuales, a pesar de su disconformismo, carecientes de la teoría y de formación historiográfica, se amoldan a los discursos del poder.

Pretendemos con este trabajo generalizar la discusión entre los historiadores con respecto al compromiso que nos compete para estudiar la historia del presente.