Imprimir
Otra vez a vueltas con la Historia.

Otra vez a vueltas con la Historia. El debate de las humanidades o las humanidades del debate.

Julio Prada Rodríguez U. de Vigo-Prof Enseñanza Secundaria

 

RESUMEN

Si en el anterior Congreso de Historia a Debate la mayoría de las escasas aportaciones procedentes de¡ campo de la enseñanza media se habían centrado, esencialmente, en aspectos de carácter pedagógico la edición actual se encuentra marcada por el todavía reciente debate generado por el proyecto de Revisión de la Ordenación Académica de la materia de Ciencias Sociales, Geografía e Historia en la E.S.O. En la presente comunicación trataremos de determinar cuál ha sido la verdadera naturaleza de este debate analizando, en primer lugar, el contexto espacio-temporal en el que surge, pues creemos que la polémica no puede aislarse de la propia reflexión general sobre el sentido de la Historia como disciplina científica y académica que se está produciendo en el último cuarto de siglo, Algunos de los interrogantes que se plantean tienen que ver con aspectos como qué ocurre a la hora de trasladar al campo de la educación secundaria, obligatoria y postobligatoria, todas las incertidumbres que existen entre los especialistas acerca de la naturaleza, el sentido, el objeto y hasta la existencia de la realidad estudiada; con el cómo pueden transmitirse unas certidumbres que han dejado de tener sentido para el teórico especialista a unos muchachos y muchachas que, en sus primeras etapas, se encuentran en una fase de desarrollo intelectivo en la cual lo único que tiene sentido es, precisamente, la certeza de] dato objetivo.

Pero, con ser importante, esta primera dimensión del debate no parece que haya sido la principal responsable de la polémica. Desde una perspectiva histórico- social, y dejando de lado las seculares deficiencias en el proceso histórico de construcción de la identidad nacio-estatal de España, el origen próximo de la misma estaría, a nuestro juicio, en la peculiar forma en que hemos entendido en España las relaciones entre Historia y memoria a lo largo de los, digamos, últimos veinticinco años, Si la victoria militar de media España sobre la otra media en la guerra civil trajo como consecuencia la imposición de una interpretación de la Historia acorde con los intereses de los vencedores, el pacto político sobre el que se construyó la liquidación del franquismo exigía correr un tupido velo sobre nuestro pasado inmediato hasta transformarlo en una especie de amnesia colectiva. Más exactamente: si la memoria no podía ser borrada, si al menos podría dejarse en stand by renunciando a la utilización política del pasado.

Se señala, a continuación, cuáles son las causas de por qué más que a un debate sobre las humanidades a lo que hemos asistido es a la conversión de las humanidades en objeto del debate. Pero un debate que, excepto para unos cuantos ingenuos bienintencionados, no ha tenido por objetivo ni ha nacido como consecuencia de una profunda reflexión sobre el papel de la Historia en la enseñanza secundaria obligatoria y, en general, en la sociedad que es, precisarnente, lo que se propone en esta comunicación mediante la elaboración de un mapa de situación en el que se refleje el estado real no sólo de las Humanidades sino de la enseñanza en general, pues son dos aspectos que juzgamos inseparables