Imprimir
II CONGRESO INTERNACIONAL LA HISTORIA A DEBATE

Mesa G

Dra. M0 Cruz Garca Torralbo

Dpto. De Historia del Arte. UNED

Hoy da, el papel del historiador no es nada fcil. En primer lugar porque su actividad est considerada especulativa, sin relacin alguna con la realidad, nada prctica. De ah a la desconsideracin en nuestra sociedad de una actividad tan lejos del pragmatismo vigente, slo hay un paso. Por eso en estos aos de inmediato pasado se ha soslayado la Historia, incluso se ha relegado y marginado en favor de otras disciplinas Atiles@.

Al historiador corresponde hacer de la Historia una conciencia crtica que despierte el valor de su conocimiento para transformar el mundo, guiar a la sociedad en un clima de respeto al otro, de aceptacin de la pluralidad, de la diferencia, es decir, el conocimiento de los propios sentimientos en pro del reconocimiento colectivo y social.

La Historia es de todos y hay que hacerla accesible a todos. La aportacin que hace el conocimiento de la Historia a las conductas humanas debe ser el punto de arranque en la nueva sociedad del nuevo milenio. Para ello, el historiador debe ser un sujeto cuya tica profesional sea incuestionable ante el poder, la ideologa, el dinero, los intereses curriculares y los tecnicismos pragmticos. No hay futuros alternativos sin el conocimiento del pasado.