Imprimir
Roger Chartier

Mesa K

Roger Chartier

EHESS, Paris

>

?Una crisis de la historia? La historia entre ficcin y conocimiento

En esta conferencia quisiera discutir el diagnstico de crisis o, por lo

menos, de incertidumbre a menudo propuesto hoy en da a propsito de la

historia. A los impulsos optimistas y conquistadores de la nueva historia

ha sucedido, en efecto, un tiempo de dudas y interrogantes. Esta inquietud

ampliamente compartida tiene diversas razones ya bien conocidas y

comentadas: la perdida de confianza en las certidumbres de la

cuantificacin ; la renuncia a las deficiones clsicas de los objetos

histricos - en particular, en la tradicin francesa, a partir de su

dimensin territorial -, o la crtica de las nociones (mentalidades,

cultura popular), categoras analticas (clases, clasificacin

socioprofesional) o modelos de comprensin (marxista, estructuralista,

neo-maltusiano, etc.) que eran los de la historiografa de los aos 60 y 70.

Esta crisis de la inteligibilidad histrica tuvo dos consecuencias.

En primer lugar, quit a la historia su posicin federativa en el campo de

las ciencias sociales. En segundo lugar, las dudas y los interrogantes

conducieron a la fragmentacin de todas las tradiciones historiogrficas y

a la multiplicacin de los objetos de investigacin, los mtodos, las

historias. En frente al retroceso de los modelos explicativos

tradicionales,las respuestas fueron diversas. Quisiera presentarlas y

discutirlas reflexionando sobre tres series de discursos: las palabras

mismas de los actores histricos, los productos de la creacin esttica o

intelectual, y la escritura de los historiadores.

A parir de este analsis querra plantear la pregunta siguiente:

Bajo qu condiciones podemos tener por coherentes plausibles, explicativas

las relaciones instituidas entre la operacin historiogrfica que construye

su objeto y valida sus procedimientos, y, por otro lado, la realidad

referencial que ella pretende representar adecuadamente ? La respuesta no

es fcil en un tiempo en que las certidumbres de la objetividad crtica y

la epistemologa de la coincidencia entre lo real y su conocimiento no

protegen ya a la historia de una inquietud en cuanto a su rgimen de

verdad. Sabemos desde ahora que debemos empezar una nueva reflexin sobre

la naturaleza de las relaciones que los discursos historiogrficos

mantienen con lo real, puesto que, como escribe de Certeau, la

historiografa (es decir historia y escritura) lleva inscrita en su nombre

propio la paradoja - y casi el oxmoron - de la relacin entre dos trminos

antinmicos : lo real y el discurso. Es la razn por la cual debemos ahora

hacer hincapi en esta relacin problemtica, paradjica, que liga historia

y grafa, conocimiento y ficcin.