Debates


¿Qué historia vamos a enseñar en el nuevo siglo?

 

Me encantaría, en primer lugar, que los textos publicados fuesen legibles, lo que no ocurre en el ejemplo presente [ nº 129] , que acabo de leer, y también en otros recientes, que no viene a cuento enumerar. A partir de esa cuestión prioritaria, ya podríamos discutir, tras entender con la suficiente precisión, las posiciones manifestadas, más o menos argumentadas, que es otra cuestión crucial, no abordada hasta ahora. También sería conveniente un cierto orden en la exposición, sin mezclar excesivamente e innecesariamente las cosas ni los argumentos. Esas eran, al menos hasta hace poco, las cuestiones básicas a la hora de iniciar un debate seriamente: me gustaría que no se perdiesen ni soslayasen respecto de cuestiones tan importantes como la educación de los jóvenes españoles y de todo el mundo, que es lo que me preocupa, más allá de los lamentos jeremíacos, que considero bastante estériles y conformistas.

Saludos

Rafael Valls
Universidad de Valencia
España