Debates


¿Qué historia vamos a enseñar en el nuevo siglo?


Laicicidad en Uruguay.

La televisión enseña: paz, amor, felicidad. Deseos incontenibles de vivir en sociedad. De asesinar una anciana y nadar en Cocacola. Así rezaba el texto de una conción protesta de los 70. El exagerado peso que se le atribuye a los maestros para endoctrinar y formar la mente de los jovenes, se compara a la influencia que se le atribuye a la TV. No es ni lo uno ni lo otro, somos todos. Como historiadora y conocedora de los sistemas totalitarios soy una ferviente defensora de la libertad. Para que nuestros estudiantes  tenga oportunidad de alcanzar y mantener la libertad, la única arma que podemos proveerles es el desarrollo de su pensamiento crítico. Esa es la función principal de mi cátedra y la ejercito consultando  y hacer que mis alumnos consulten fuentes de diversa ideología. Les aconsejo que duden sistemáticamente y que revisen si lo dicho calza con la realidad. Si se logra esto no tendremos que preocuparnos de que si hay proselitismo o que si hay control mental, porque de hecho todos queremos que los demás piensen como nosotros. La objetividad es un ideal, decir que se es absolutamente objetivo es mentira.
 
Beatriz Palomo, Historiadora, Guatemala.
Filiación Academica Universidad delValle de Guatemala