Debates


¿Qué historia vamos a enseñar en el nuevo siglo?


Comentario al correo remitido por Luz López en fecha 13/12/2005
 
En primer lugar aprovecho para desear un feliz año 2006 a todos los integrantes de HaD.
 
En relación con el correo arriba reseñado decir lo siguiente:
 
Afirma Luz López que "a las nuevas generaciones se le esta ocultando la historia de España" segun ella debido a que "en los libros escolares temas tan importantes como la guerra civil son completamente ignorados. Decir al respecto que no es cierto. En el curso 2º de Bachillerato y concebido como materia comun para todas las modalidades de este tramo educativo- es decir, en España, todos los estudiantes de 2º de Bachillerato lo tienen como asignatura obligatoria- , se contempla la asignatura de Histioria centrada exclusivamente en la historia de España, eso sí, sin olvidar su pluralidad interna ni su pertenencia a ámbitos históricos más amplios como son el europeo y el iberoamericano.
 
El contenido de la asigantura reserva el tema 13 al estudio de la II República; el 14 a la Guerra Civil y el 15 a España durante el franquismo.
 
Como se ve, nuestro sistema educativo no pretende ignorar, ni mucho menos, ninguno de estos temas tan importantes para todos nuestros jóvenes,, sino, por el contrario contempla su estudio pormenorizado. Ahora bien, y quizás radique ahí el problema al que nuestra compañera hacía referencia, una observación del resto del contenido de la asigantura pone en evidencia que, debido a la tremenda cantidad de contedidos, para cualquier profesor de secundaria le es muy dificil, sino imposible, abordarlos todos, ya que comienzan por abordar la España Romana y desde ahí en adelante hasta llegar al siglo XX la España democrática y como es lógico quedando para últimos los temas de historia más reciente que en la mayoría de los casos por cuestion de finalización del curso son los que casi nunca da tiempo a tocar, o si se hace se hace más superficialmente, lo que causa que en muchos casos nuetsros jóvenes queden sin esta información y comprensión de los hechos relativamente actuales.
 
También decir que si bien el Sistema educativo sí lo contempla, como en casi todo, la mayoría de las veces depende más de la acción del profesor el darle el interés en mayor o menor grado.
 
Para subsanar esto había una profesora en el departamento de Historia Contemporánea de la Universidad de Murcia que aconsejaba o bien empezar por el final de la programación o simultanear los contenidos.
 
Reciban un atento saludo.
 
José H. Pellicer Nicolás
Investigador Naval
Madrid- España