Debates


¿Qué historia vamos a enseñar en el nuevo siglo?


 
Leí con agrado los comentarios del compañero docente Ebert Cardosa y la satisfacción que refleja al darse cuenta de la forma en que los estudiantes responden al esfuerzo que realizan los profesores encargados de tan delicada asignatura como es la enseñanza de la Historia, especialmente cuando éstos hacen uso de las nuevas tecnologías en el proceso enseñanza-aprendizaje.

Quisiera también compartir las satisfacciones que he tenido en mi labor al frente de estudiantes del nivel medio superior, con estudiantes que están en una edad muy especial; se están formando su personalidad, definiéndose, tratando de encontrarse a sí mismos y al reto de ser aceptados por los demás; con toda la tremenda carga que agobia a la actual sociedad de la globalización y en la que pareciera que nuestra juventud (aunque parezca lo contrario) lleva la peor parte.

En tal momento de su vida llegan a las aulas y muchos profesores sienten que los jóvenes a esa edad no buscan el conocimiento, pero muchos más docentes apoyarán mis comentarios en el sentido de afirmar lo grato que es cuando se logra despertar el interés por el conocimiento histórico en chicos de esa edad tan bella pero tan complicada para ellos mismos. Nada mejor para ello que utilizar la nueva tecnología en la que justo es reconocer que ellos están a la vanguardia, que sólo es cuestión de canalizar correctamente el uso de tales tecnología, para lograr despertar su interés ¡y que delicia ver los resultados! tal como lo afirma el compañero docente Ebert Cardoza.

Lo felicito en verdad y ojalá todos los que estamos metidos en esta hermosa tarea de enseñar la utilidad de la Historia hiciésemos lo mismo.

Fraternalmente

Marichuy Tapia
Universidad de Colima (México)

Bachillerato técnico No. 1 de la Universidad de Colima