Debates


 ¿Que historia vamos a enseñar en el nuevo siglo?


Me parece muy constructivo y saludable para nuestra disciplina tratar de responder a la pregunta ¿  qué historia enseñar en el nuevo siglo? puesto que es el siglo en el cual estamos inmersos y en el cual vamos a desenvolver nuestro quehacer como investigadores y educadores. Es menester, por lo tanto, reflexionar  ( con ojo crítico ) este nuevo siglo que amaneció abruptamente el 11 de setiembre y que para nosotros nos plantea una serie de preguntas hacia nuestra disciplina y nuestro método. Por lo tanto, me parece vital plantear la relectura y reflexión de las categorías de la historia. ¿ Porqué volver a las categorías de la historia ? Por varios motivos que lo sintetizaría en dos, primero porque es un legado de la Escuela de Anales que no podemos dejar da lado, puesto que esw guía imprescindible y segundo porque son esenciales para cualquier investigación histórica que trate de hacer verdadera historia. Ya lo decía Lucien FEbvre ¨Sin problemas no hay historia¨este precepto tan diminuto encierra tantas cosas, este concepto es vital para la historia entendida a través de su tríptico de base, estoy hablando  de la epistemología-,metodología e historiografía.

Volviendo al tema central la pregunta es ¿de qué categorias habñlamos? de que la historia debe ser INTEGRAL-INTEGRADA-PLURIDISCIPLINARIA-COMPARADA-ESTRUCTURAL-CONCEPTUAL Y POROBLEMATICA-

¿ Por qué en este momento ? porque es una forma de posicionarse frente al cúmulo de noticias actuales, de los escritos rápìdos y sin fundamentos, del resurgimiento de la vieja historia positivista, la historia del acontecimiento que todo lo fragmenta como compartimentos estancos.
¿ Qué hacer ? ¿ Cómo enfocar la historia ? ¿ Cómo proceder antes los diuferentes sucesos que nos envuelven ? Primeramente por sobre todas las cosas con HUMILDAD Y HONESTIDAD ante la historia a estudiar, luego partir de la problemática planteada´tomada desde todos sus vértices ( político, económico, social, ideológico, cultural, mental) integrándolo con otros tiempos y espacios, puesto que el devenir histórico es una trama de relaciones de tiempo, espacio y procesos. Haciendo, a su vez, que el enfoquen dado forme parte de algo mayor, de una estructura mayor, de un tiempo explicado en su devenir, no la historia causa y consecuencia que nos quieren imponer, es decir, hacer del tiempo largo nuestra arma básica para reflexionar la historia a través de su ir siendo como sociedad.

Espero que este humilde aporte sirva de algún modo para la constante renovación de la historia.

Le mando un fuerte abrazo al amigo Carlos Barros.

Darío  A.  Vispe  Viñuela
Universidad  Autónoma deEntre Ríos