Debates


Historia de la Guerra Civil Española

 
[Respecto del mensaje del señor Prim]

Estimados Amigos:

Conforme a la polémica que se ha suscitado en relación con el reciente mensaje del señor Prim, me gustaría oficiar por un momento -si el moderador así lo estima conveniente- de ... "abogado del diablo". Entiendo que, vistas ya las opiniones de "uno de los lados", sería lo correcto.

En primer lugar, diría que, en general, resulta más conveniente [más operativo] analizar lo que "alguien" quiere decir más que lo que se dice; y máxime si se trata de estudiosos que pretenden dilucidar la verdad que pueda estar más o menos velada por las diversas circunstancias.


Porque, de otro modo ¿no serían los Académicos y demás interesados que asisten a esta Lista semejantes a "astados" que en cuanto se les coloca un trapo rojo delante, "embisten"?

En este sentido, visto el mensaje de señor Prim [y desprendiéndole esa consistente pátina de mal humor, cuya causa sólo él conoce], mi opinión es que dice prácticamente lo mismo que aquel otro mensaje enviado por cierto "mocoso estudiantil" [de fecha 28 de Febrero del presente año, y que archivé en mi computadora porque me gustó], donde el -como él mismo se denomina_"mocoso" decía que el estudio de la Historia que era necesaria porque "la historia nos ayuda a entender el mundo que nos rodea y que "no" a repetir sucesos desagradables para la historia de la humanidad".

Y eso es lo que a fin de cuentas -y si leen hasta el final estarán de acuerdo conmigo- viene a decir el mensaje del señor Prim [porque es un mensaje que está ahí y se puede "analizar"].

En mi ciudad [que es la ciudad de Melilla, cuyas connotaciones para el asunto que nos ocupa no hace falta señalar a los participantes de la Lista] existe también una "Asociación Para La Supresión de Los Símbolos del Pasado" [o alguna denominación semejante que ahora no recuerdo con exactitud].

Como los ciudadanos pacíficos de aquí no entienden muy bien lo que pretenden en realidad estas personas [cristianos, musulmanes, hebreos o hindúes], ellos se dedican a ensuciar [con nocturnidad] los distintos monumentos que hay repartidos por mi Ciudad. [con pintura roja de difícil eliminación, con basura, excrementos, etc.]

Ahora bien; yo les preguntaría a estas personas que, de conseguir sus objetivos [de la supresión de los Símbolos] no provocaría esto que, como decía el "mocoso estudiantil", se instaurara *el olvido* y se volvieran a repetir los "sucesos desagradables para la Historia de la humanidad".

Mi campo de estudio no son precisamente los acontecimientos recientes, pues está enfocado exclusivamente en la Historia Antigua; y una de las áreas de investigación de esta Historia Antigua se refiere al término o el concepto de "Tradición". Tradición -como todos los estimados participantes saben, y para abreviar- sería todo aquello que se *transmite*; que pasa de generación en generación; concretamente de forma "oral".

Les digo esto porque cuando contemplo los sucesos de la actualidad [no ya como estudioso, sino
como un simple espectador] me da por pensar [de forma recurrente] que aunque el ése objeto mío de estudio que es La Tradición es realmente cosa del pasado, cabe la posibilidad de que -de una forma enteramente natural e "implícita"- en los países de la esfera social- "democrática", "surja" [si no ha surgido ya] una nueva "tradición":

Porque, a fecha de hoy, díganme ustedes quien es el que volvería a "comprar" eso? [y no se trata de una mera pregunta retórica]: no es una apreciación subjetiva [porque cualquiera puede atestiguarlo] el hecho de que las personas que aún se encuentran aún en el ámbito de la social-"democracia" están por entero angustiadas y que su sólo & único deseo es que llegue el día en que puedan "sacudírsela" de encima.

En los trabajos que he podido ojear, y que hablan de mi "tocayo", se suele decir: "Sí; Joseph Stalin esto & lo otro, pero ...".

Créame; es algo que me parece monstruoso. Porque si no, ¿se ha perdido en la época actual El Criterio? o es que la relatividad es un método que se aplica a cualquier asunto sin hacer distinciones. Entiendo que -aunque pocas- debería haber ciertas cuestiones que devinieran como *carentes de toda duda".

Y por lo que respecta a lo que he podido leer respecto de los comentarios del señor Prim acerca de Nuremberg ... el señor Prim ha hablado movido por la emocionalidad; pero si yo puedo sospechar en alguien una intención consciente, díganmelo ustedes ¿dónde habría más delito?

El señor Prim "solo" ha dicho que los Juicios de Nuremberg fueron "u-ni-la-te-ra-les" [y su mensaje que está ahí y se puede "analizar", y analizar después qué es lo que ha pretendido el remitente del mensaje número 34 poner en boca del señor Prim].

Es un hecho de naturaleza terrible y que carece realmente de importancia, pero es del "dominio público" que la masacre de mi "tocayo" y sus acólitos supera con largura a la del "otro lado", y sin embargo [por razones que son también del dominio popular] para "él" no ha habido "Juicio" alguno. Eso es lo que yo entiendo que el señor Prim "ha querido" decir.

Por último, me gustaría hacer un par de preguntas, que ustedes considerarán innecesarias, pero vista la naturaleza de los mensajes que se suceden, son cosas que están empezando a hacerme dudar:

 ¿Se puede ser conservador y demócrata a un tiempo, o por el contrario el término "demócrata" debe llevar apareado "sin equanon" la característica de liberalidad?;

y también:

¿Es democrático mostrar "emocionalidad", y en caso afirmativo cuáles serían las emociones no-democráticas [rabia, desilusión, etc.] ; o por el contrario el demócrata está obligado a mantenerse en un terreno neutral a ese respecto?

Desde que el señor Moderador tuvo a bien el incluirme en esta Lista, he entendido que el cuerpo principal de los mensajes ha girado en torno al asunto de que lastre que arrastra el estudio de la Historia se debe principalmente a la filiación ideológica de aquel que la estudia, lo cual conduce a una visión parcial de los acontecimientos.

Ahora bien, si el que hace tal afirmación, se muestra -en su liberalidad- a su vez parcial, entrará en un círculo cerrado de difícil escapatoria [a no ser que, desde fuera, aparezca como sin pretenderlo realmente algún "mocoso cabreado" como el señor Prim -llámenlo así si quieren, pero lo que ha "pretendido decir" sigue siendo válido- que despierte al Erudito de su confortable sueño de autocomplacencia].

Porque pretender estudiar la Historia reciente pasando por alto el hecho capital de que los Juicios de Nuremberg tuvieron un carácter "u-ni-la-te-ral", hace que todos los esfuerzos del estudioso sean como echar cosas en un saco roto.


Jusef Akodar
[Melilla]