Debates


Historia de la Guerra Civil Española

 
Respuesta a don Jusef Akodar. Melilla.

Estimado amigo:

He tratado de descifrar el mensaje que quiere transmitir con su comunicación, untando con deontológicos óleos los exhabruptos del Sr. Prim para mejor deglutirlos en una catársis colectiva con ruedas de molino.

El Sr. Prim no necesita de intérpretes para ilustrar al respetable sobre lo que realmente quiere: obsequiarnos con una empanada verborreica en donde mezcla generosamente insultos y descalificaciones gratuitas sobre la guerrilla antifranquista (mal llamada "maquis", por cierto) las traiciones del PCE, los crímenes del estalinismo, la presunta ilegitimidad de la II República y los callejeros con denominaciones de exaltación al franquismo (y ahí está su "aportación" para analizarla).

Evidentemente, si tras la caída de los sucesivos Imperios, los pueblos oprimidos hubiesen arremetido contra los arcos de triunfo y las pirámides levantadas por quiénes los esclavizaron, Vd. se quedaría sin un importante referente físico en la Material que imparte a sus alumnos, y nosotros privados de tener la posibilidad de deleitarnos ante la contemplación del Circo de Roma, las construcciones del Machu-Pichu o el Partenón de Atenas. Extrapolando este "respeto" por los elementos arquitectónicos legados a las generaciones posteriores, es por lo que a pocos se le ocurre -ni siquiera a mí- postular por la demolición con explosivos del Valle de los Caídos y la venta en bolsitas del escombro franquista, como "souvenir" entre los turistas ávidos de morbo y de megalomanía, como en el caso del muro berlinés.

Pero no se trata de apedrear las estilizadas estatuas ecuestres del Dictador que detestaba a los caballos, ni de trasladar el Arco de Triunfo de la madrileña Moncloa al Parque Temático del Franquismo de Cuelgamuros, si no de evitar "referentes" mucho más discretos -como son las calles dedicadas a homenajear a dictadores y asesinos contra la Humanidad -que hubiesen dejado "en mantillas" a sus colegas servo-croatas que hoy se sientan ante los banquillos del Tribunal de La Haya-.

Dígame Vd., amigo Jusek, qué valor "histórico" encierra para la posterioridad que la calle principal de MILES de localidades españoles (Melilla entre ellas) se llame "Generalísimo Franco", "General Mola" o "División Cóndor" (sic) y demás nómina de golpistas...?

La Plataforma de Ciudadanos contra los Símbolos del Franquismo de Melilla -a que alude-,ensucia "monumentos"..., pero no los destruye. ¿No sería posible, en un ejercicio de tolerancia y respeto-  dejarlos donde están, pero añadiendo en su pedestal un rótulo didáctico en donde pueda leerse: "Estatua erigida al general Franco, que se rebeló contra el Gobierno de la II República y provocó la Guerra Civil (1936 - 1939), detentando el poder hasta su muerte en 1975"...?

Sobre el llamamiento a la "objetividad" del historiador en su interpretación de los hechos, ya han corrido -como sabe- rios de tinta, (y los diluvios que seguirán) sin que se consiga definitivamente marcar unas delimitaciones "éticamente correctas".

Cordialmente,
 
FLOREN Dimas.
Del Centro de Estudios de la GCE - LORCA (Murcia)