Debates


Historia de la Guerra Civil Española

 
En respuesta a A.Guillamón, brevemente unas apostillas.

La pasión que se trasluce en su respuesta es opuesta a la observación fría y realista que intenté en mi mensaje.

No debemos ".... meter en el mismo saco a los verdugos y a las víctimas."

Pero veamos desde cuándo y de qué saco hablamos: del franquismo, fascismo (??) o falangismo, del Movimiento, de los años 36-39, de los 39-45, de los 50 o de los 60. Del PSOE de Francia o Méjico, del comunismo y de qué fase ... etc.

En unas fases unos fueron verdugos y en otras víctimas.

En unos años es comprensible una conducta y en otros no.

De entrada creo que pocos historiadores hoy acepten que "....el fascismo fuese impuesto en España por una victoria militar obtenida sobre el pueblo trabajador ..."

El Régimen (cómo se autodenominaba) tuvo sus relaciones fuertes con la doctrina fascista o nazi, mientras estas duraron. Pero lea los informes o memorandums internos de Ciano, Ribentrop o Hitler sobre Franco o su régimen. Ninguno le reconoce como fascista. Por otra parte en 1945 se inició un firme cambio hacia un régimen personal y autoritario . Este cambio y evolución fueron constantes y explican la duración del franquismo (no fascismo) y su LISIS por consenso.

"...cualquier disidente era fusilado o encarcelado o tenía que exiliarse." Yo añadiría una apostilla, el régimen vigilaba a todos los opositores y toleraba dentro de unos límites que él mismo permitía a muchos disidentes.

Por citar ejemplos de la Universidad muy notorios : Ramon Tamames, Tierno Galván, Oriol Bohigas ...
No hubo excepciones en el mundo financiero o monárquico. ¿Le suena el Tte. General Juan Bautista Sánchez?.

Esta tolerancia selectiva fue clave para su supervivencia.

Para acabar, simplemente creo que la política del día a día obliga a muchas componendas. Detrás de la HISTORIA en mayúsculas, existen muchas historias personales que han pasado de ser idealistas a ser muy, demasiado, realistas. No lo llamaría yo, como hace el Sr. Guillamón, asentimiento del terror. Somos humanos.

Y tampoco creo posible aterrorizar durante 40 años a millones de españoles contando sólo con el apoyo de unas pocas personas .

Me reafirmo en el apoyo muy numeroso y entre todas las capas sociales al franquismo (por la causa que fuese).  Y le dejo que Vd. ponga los porcentajes que desee entre afectos  y neutrales al régimen.
Lo evidente es que activamente en su contra el porcentaje era mínimo. Y esto es lo que pretendía Franco. Seguir hasta el final, y es lo que los disidentes llegaron a aceptar como mal menor, como componenda política.

Que nos guste o no , que nos rebelemos o no, es cuestión de opiniones. Opiniones con todo el derecho a ser escuchadas o leidas. Pero que también pueden ser rebatidas si los hechos las evidencian erróneas. 

Como intenté explicar en mi mensaje, no creo que debamos falsear la historia en función de nuestras simpatías.
 
Emilio Martínez