Debates


Historia de la Guerra Civil Española

 
Don Juan Antonio Ordoñez González:

Me hace salir a la palestra para contestarle a un mensaje cuya "utilidad" para la comunidad de Historia a Debate no entiendo en absoluto.

En primer lugar, "Ordoñez y Asociados" parece ser el nombre de un despacho jurídico. ¿Es así? Lo digo porque yo también soy Licenciado en Derecho y he estado diez años ejerciendo la abogacía. En cuyo caso, aún entiendo menos su escrito. A no ser que Ud. se haya confundido de tema de debate y sea cualquier otro menos el de la Guerra Civil española como centro de atención: no cuestiones ideológicas o similares, sino hechos y análisis de cosas concretas que pasaron entonces. Lo digo porque, precisamente, sabrá que en la práctica  jurídica nada es totalmente blanco o totalmente negro. Lo que yo he pretendido con mi escrito ha sido sacar a colación dicha pretensión: los hechos anteriores al conflicto y la misma Guerra Civil suponen un conjunto complejo, plural, heterodoxo... no dado al simplismo de gente que se lee cuatro libros y nada más. Hay que ir más allá, a las fuentes, pensar...Y los españoles tenemos también otros elementos para "vivir" mentalmente más a fondo todo ello. !

Estamos pisando el suelo, las calles, etc. donde ocurrieron los hechos...

Creo que no ha llegado a entender a fondo lo que yo he dicho, por las tres preguntas que me hace, acerca de qué habría pasado si hubiera triunfado una república marxista, de que si todo el franquismo fue malo y de para qué sirve un rey. Precisamente he puesto en tela de juicio algunos de los tópicos simplistas - pero efectivos - que han ido circulando a lo largo de décadas por una gran parte de la denominada "progresía" aquí en España.

No se trata de hablar de buenos y malos. Eso está bien para otro tipo de debates o para hablarlo en un café. Mi abuelo materno y sus seis hermanos estuvieron en el bando "nacional" y mi abuelo paterno luchó en el bando "republicano". Mis padres padecieron la guerra cuando eran niños y la posguerra de mayores. Yo soy producto de todo ello. Con todo respeto, si yo estuviera muy interesado, por ejemplo, en el tema de la revolución mexicana, algo propio de su país, yo no saldría a la palestra manifestando elucubraciones y planteamientos (que parecen decantarse a favor del bando franquista), sino intentando indagar sobre cuestiones concretas que me interesaran relacionadas con la misma.

Precisamente, vuelvo a repetir, en el libro de Pío Moa se hacen planteamientos que son contrarios a decir, por ejemplo, que los republicanos eran unos santos. Y yo he salido, como algún que otro con anterioridad (lea los últimos 15 mensajes), no en defensa estrictu sensu de Pío, sino en defensa del muchas veces olvidado "decálogo liberal" de Bertrand Rusell: todo es relativo...En defensa de la seriedad, de las fuentes, de los hechos que no hay que olvidar. Las cosas no son tan simples como a veces se pretende, con complejas. Yo soy de la opinión de que todas las llamadas "ciencias humanas" son complementarias unas de otras y todas están interrelacionadas entre sí. Contra mejor quieras conocer una "realidad" del pasado", más tienes que intentar abordar su estudio desde todos los ángulos posibles.

Con lo que he dicho hasta ahora, creo que muchos ya me habrán entendido ( como mínimo, los mismos que ya entendieron mi anterior escrito).

Sobre el absurdo que me dice al principio, de si considero a todos los demás mediocres y yo soy la excepción. No es así. Al contrario. Usted lo tendría que saber: cuanto más sepa de una cosa, más se dará cuenta de lo poco que todavía sabe y lo mucho que queda. Soy de los que creen que ninguna - absolutamente ninguna - de las personas (vivan donde vivan y sean de la raza que sean) es menos que otra, aunque la otra sea un rey, Bill Gates o el Papa. Tienen la misma dignidad. Y, en consecuencia, creo que cada persona es producto de su genética y de todo aquéllo que le circunscribe y le influye a lo largo de toda su vida. Por tanto, contra más se dedica una persona a cualquier actividad, más lógico es que "sepa" de ella más que el que se dedica a otra. Y todo es, más o menos, lo mismo, por regla general, en todas las actividades, de cualquier tipo, que se suelen realizar a lo largo de la vida.

Lo bueno del estudio de la situación española desde el comienzo del siglo XX hasta la guerra civil es que da para muchísimos temas. Si Ud. quiere saber bastante de alguno de ellos, vea fuentes o libros que las aporten y, posteriormente, autores que enfoquen los hechos desde diferente prisma u opinión. Y, después, complemente dicha información con otras informaciones procedentes de otras ramas del saber. Finalmente, hágase preguntas, utilize el sentido común, intente ir "más allá", piense...Y siga interesándose por cualquier nueva información que otro/a que dedique su tiempo a dicha actividad pueda aportar al conocimiento.

Por las preguntas que me hace, tengo la impresión de que usted no es un mediocre.

Si las preguntas las ha hecho porque ha leído el mensaje y ha tenido una primera reacción - quizás - contra lo que he escrito acerca de los crímenes y el terror del régimen franquista, sepa que no es una opinión mía ni mucho menos, es algo que está "ahí", que es algo histórico, constatable. Ahora bien, ha habido diferentes etapas del régimen franquista. Los años sesenta, por ejemplo, son algo muy diferente a los años cuarenta o cincuenta, o a la misma guerra en todos los territorios que se iban "liberando". Y no le quepa la menor duda de que ha habido terror de Estado impuesto a la sociedad a lo largo del franquismo. Tanto que, incluso, hasta unos cuantos años después, nadie ha estado muy tranquilo en España, no ya sólo de que hubiera libertad política, sino por el sólo hecho de que entrara la policia o la Guardia Civil a algún bar, por ejemplo, y comenzara a pedir la documentación a los allí presentes. ¿Sabe por qué? Porque nadie, ni el más inocente de cualquier "pecado político", tenía la certeza de que no se lo iban a llevar al "cuartelillo" o le iban a pegar una paliza. El miedo estaba siempre presente, en cualquier sitio, en cualquier lugar. Le aseguro que no es disparatado lo que le digo. Piense que, como en todos los colectivos, también en las llamadas Fuerzas de Seguridad del Estado hay y ha habido "de todo" y hasta que no han estado las cosas "muy claras" en nuestra actual democracia constitucional, la gente - en general - sabía que "no las tenía todas consigo" cuando alguien con uniforme se le acercaba. Insisto, no lo dude: lo sé de primera mano.

Y, por favor, no dé una imagen de mí públicamente que no se ajusta a la realidad de lo que yo he escrito. Ya le digo, lea nuevamente mi mensaje y verá que no he dicho nada a favor o en contra - salvo los crímenes y el terror - del franquismo ni nada a favor o en contra de que hubiera una "república" marxista. Menos sobre el rey, cualquier rey.

Y, no lo dejaré en el tintero, sepa también que hubo zonas - sobre todo rurales - de España en las que hubo gente que llegó a suicidarse a causa del miedo, por las palizas que propinaban los "falangistas" y similares después de acabada la guerra, sin que las autoridades civiles del momento movieran un dedo.

Pido, por favor, a los integrantes de la comunidad virtual de Historia a Debate que tengan conocimiento acerca del miedo, del terror, de la población civil española, a que escriban mensajes y lo digan, para que así el sr. Juan Antonio Ordoñez se entere bien. Él y los que como él aún no lo tienen claro.

Le repito: soy "neutral".

Las cosas son como son, no como uno quiere que sean.

Matias Vargas Puga
Doctor en Historia Contemporánea.- Rubí (Barcelona)