Hola! Soy Teodoro Blanco de Buenos Aires. Quiero decirles a todos los colegas de HaD que comparto completamente los términos del mensaje de Sonia Irene do Carmo [mensaje nº 7]. Ella ha sabido expresar mucho mejor que yomi idea. Posiblemente porque es una profesional seria y no un anarco "tira bombas"como yo. Aprovecho para aclararles a los españoles que de ninguna manera mi intención fue que pidieran perdón. Por eso recurrí a la irónica comparación con el montaje vaticano. Pero los españoles hasta ahora (con la sola excepción de Beas Miranda de Granada) me han respondido dándose por desentendidos de la cuestión principal. La responsabilidad que tiene el historiador de ser objetivo. Lo que les planteo es que asuman todas las verdades para contribuir a que las sociedades actuales no repitan los errores de sus ancestros. Lamentablemente optaron por una posición reactiva de tipo nacionalista, xénofoba y denigrante. Incluso hubo un señor que me dijo que estaba "harto de los llorones latinoamericanos". Si esto no es neonazismo ¿cómo calificarlo? Recibo con alegría la participación de otra latinoamericana (brasilera además, país con el que tengo excelentes relaciones académicas). Me pregunto por qué no intervienen los colegas mexicanos. Al fin y al cabo lo que desató mi enojo fue la actitud despectiva con respecto a ellos del Prof. Bartolomé Clavero de Sevilla. Al respecto de este, corresponde que diga que su último mensaje (no recuerdo el no.) me pareció más equilibrado que los anteriores. Sé que es dificil lograr un diálogo en estas cuestiones, por eso preferí no responder a todos esos mensajes. Para no alentar una línea de confrontación que es inconducente. El mensaje de Sonia (¡lástima que no se trate de Sonia Braga que para los argentinos es un ícono!) me alienta a seguir en el debate.

Teodoro Blanco