Debates


Colón


Me parece muy interesante el tema propuesto sobre la figura de Cristóbal Colón, aprovechando el V centenario de la muerte de este gran personaje de la Historia Universal, muy unido a nuestra patria por la importancia que Castilla y los Reyes Católicos tuvieron impulsando el que sería uno de los viajes más importantes de la historia, junto a la visita del hombre a la Luna.
 
Recomiendo la lectura del libro de Luis Arránz Márquez "Cristóbal Colón. Misterio y Grandeza" (Ed. Marcial Pons, Madrid, 2006) donde este profesor de la Universidad Complutense de Madrid y especialista en asuntos colombinos, expone de forma clara, el estado de la cuestión hasta el momento sobre la figura del marinero hasta el momento. En esta obra, nos hace un análisis sobre los siglos precedentes y los avances científicos que tuvieron lugar, así como los viajes de Marco Polo y las espediciones portuguesas que influyeron, casi con toda probabilidad, en las decisiones del futuro Almirante de la Mar Océana. También analiza la posible patria de Colón según los estudios que se han realizado hasta la fecha, llegando a la conclusión de que todos los datos conocidos hasta la fecha apuntan a que la patria de don Cristóbal fue, casi sin ninguna duda, Génova, pero la Génova italiana o República de San Marcos, cono Vds. lo prefieran, y no la localidad baleárica de Génova.
 
El problema es gordo, pues se trata una vez más de la utilización de la Historia como arma política al servicio del nacionalismo catalán. Este tipo de artículos, pues ni siquiera merecen el nombre de trabajo, son propios de revistas de pseudo-historia nacionalistas como "Sàpiens", cuyo subtítulo es "Descubre tu historia",que puede comprarse en los kioscos de esta región, en alusión clara a la historia de Cataluña, presentándonos esta región como una nación desde el origen de los tiempos (muy en la línea de Xavier Casals), al rey Pedro II de la Corona de Aragón como a un rey catalán y, su derrota en la batalla de Muret de 1213 como una derrota de Cataluña frente al centralismo francés que terminaría sesgando la "patria catalana" con la consiguiente pérdida para esta "nación" de su territorio al otro lado de los Pirineos, donde la misión de las presentes generaciones de catalanes es luchar por su reincorporación en la "patria catalana".
 
Este es sólo un ejemplo, axisten múltiples de ellos. El problema es siempre el mismo. Se trata de un asunto POLÍTICO y no histórico. El nacionalismo es un fenómeno con una carga sentimental y popular muy fuerte que es explotado por los profesionales de la política para hacer su  "agosto".
 
Se hace difícil combatir contra este tipo de opiniones que, lamentablemente tienen cabida en revistas de difusión como "Clío", pero se ha de comprender que en este caso concreto, para la revista es más interesante decir que Colón era catalán, pues ello suscita polémica, lo que se traduce en ventas y, por tantom en dinero contante y sonante. En un país donde J.J. Ramírez e Iker Jiménez opinan sobre los "oscuros" orígenes de diversos aspectos del pasado (monumentos, cultos, Órdenes Militares, etc.), no debe sorprendernos que una revista de difusión  y de tirada nacional, con el daño que eso acarrea precisamente por su fácil accesibilidad, permita la publicación de artículos que contienen, más que estudios científicos opiniones de anhelo, por no caloificarlas de meras ocurrencias.
 
¿Qué podemos hacer como historiadores para evitar estos abusos? Denunciarlos por todos los medios posibles a nuestro alcance y tertar de utilizar sus mismas armas. ¿A álguien se le ha ocurrido una asociación de historiadores cuya meta sea la publicación de una revista divulgativa lo más objetiva posible y ciñéndose al rigor histórico? Seguro que sí, pero eso nos lleva a otro de nuestros problemas, la falte de medios económicos y de financiación para emprender este tipo de proyectos.
 
¿Alguna opinión más? El debate sigue abierto.
 
Eduardo Balmaseda Villarrubia
Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM)