Debates


Colón



Dr. Jose Antinoe Fiallo Billini,
profesor de la Universidad Autonoma de Santo Domingo y el Instituto Tecnologico de Santo Domingo.

Como supuesta contribución ha escrito:

"La isla de Haiti, luego llamada por los conquistadores y colonizadores opresores La Espanola, tenia al llegar ellos unos 350,000 habitantes pobladores originarios y ya en 1520 no quedaban mas de 20,000 de ellos y ellas sometidos a una explotacion y persecusion generalizadas. Los profesores e investigadores dominicanos que nos atenemos a un analisis objetivo y de conciencia del proceso historico no tenemos ningun respeto por Cristobal Colon en el juicio historico y lo caracterizamos en el contexto de las expansiones imperiales como personalidades construidas en unos intereses clasistas e imperiales muy precisas, Imperio, clases dominantes y egos andan en el mismo proceso de la mano igual que ahora."

Y más que cualquier parecido a una contribución a esclarecer o comprender la historia parece una la letanía de una doctrina agresiva, corta de aportaciones y larga de adjetivos. No creo que el repetir estos lemas absurdamente maniqueos, con frecuencia carentes de rigor y casi siempre ajenos al contexto, sean tareas de historiadores.

Quizás lo sean de grupos partidistas radicales, pero eso es algo ajeno a la tarea del historiador.

No voy a discutir los hechos ni las cifras empleadas, que serían perfectamente discutibles, a menos que el más arriba citado proporcione documentación precisa y contrastada que avale sus datos, sino que es el uso superficial y pendenciero lo que me parece más discutible.

Ningún historiador que se precie de tal, sería capaz de interpretar los usos antropofágicos de nuestros antepasados paleolíticos con la mentalidad actual para desentrañar el presente, o tratar de reflexionar sobre el futuro.

Recurrir a viejos odios raciales y acusaciones de culpabilidad basadas en ancestros, fundamentalmente los del Dr. Fiallo – ya que no tengo conocimiento de que antepasados míos hayan emigrado a América – no creo, insisto, que sea tarea de historiadores.

Sí que es verdad que, frecuentemente, personajes que se han bautizado a sí mismo como tales (historiadores), han tratado de basarse en supuestos hechos de remotos pasados para justificar una pretendida superioridad racial o moral que sirviese para justificar guerras, holocaustos y otros "ajustes de cuentas".

Jorge Bogaerts Menéndez
Doctor en Historia
Profesor, Asturias, España