Debates


Colonización y perdón de España

 
Estimada Mónica: Ciertamente el ser humano ha cometido verdaderas salvajadas en nombre de Dios o de los dioses. En ese aspecto, no admite ni distinción de nacionalidad, ni de religión. Le transcribo a continuación una síntesis de lo narrado por Fernando Alvarado Tezozomóc, Fernando Alva Ixtlixóchitl (historiadores indígenas) Fray Diego Durán y Fray Bernardino de Sahagún recopiladas por el historiador Mariano Cuevas en su Historia de la Nación Mexicana. Editorial Porrua, S.A. México, D.F. 1967., sobre el calendario de los sacrificios de los mexicas:

" Primer mes del año: Mataban muchos niños, sacrificándolos en muchos lugares, sacándoles los corazones. Segundo mes: Dessollaban muchos esclavos, arrastrándolos por los cabellos hasta el tajón donde habían de morir, de allí los llevaban, los despedazaban y los repartían para comer. Antes los desollaban y otros vestían sus pellejos y escaramuzaban con ellos. Tercer mes: Mataban muchos niños sobre los montes. En este mismo mes se desnudaban los que traían vestidos los pellejos de los muertos; iban hediendo como perros muertos. Quinto mes: Mataban a un mancebo escogido, instruido en tañer, cantar y bailar. Sexto mes: Mataban cautivos y esclavos; los corazones de éstos que mataban ibanlos a echar en el remolino o sumidero de la laguna de México. Séptimo mes: Mataban una mujer, compuesta con los ornamentos de la sal. Décimo mes: Echaban al fuego muchos esclavos, unos atados de pies y manos y antes de que acabasen de morir, los sacaban arrastrando para sacarles el corazón. Undécimo mes: Desollaban una mujer y un mancebo robusto vestíanse el pellejo, y ahí mismo sacaban el corazón a cuatro cautivos. Duodécimo mes: Tenían muchos cautivos para quemar vivos y ciertos mancebos, disfrazados como monstruos, iban bailando alrededor del fuego. Terceno mes: Mataban cuatro mujeres y un hombre, y sacando los corazones, llevábanlos a pasito rodando por las gradas abajo. Llegados allí cortábanles las cabezas y espetábanlas en un palo y los cuerpos los repartían para comer. "El culto de Huitzilopochtli hizo de los aztecas un pueblo cruel, odioso y aborrecible para todas las tribus por ellos vencidas. (Alfonso Toro. Historia de México. Editorial Patria México, D. F. 1961). ¿Que le parece, visto desde nuestra cultura occidental? Para los mexicas, desde luego era lo común.
 
Muchos saludos.

Juan Antonio Ordóñez González.
Ordóñez y Asociados, S.C.

+++

Don Omar:

El que afirma, está obligado a probar. ¡Pruebeme sus afirmaciones! De lo
contrario, es inútil hablarle al viento.

Lic. Juan Antonio Ordóñez González.
Ordóñez y Asociados, S.C.