Debates


Historia y museos


 
Acerca del mensaje titulado Lima: El gran museo del Perú :
 
Estoy de acuerdo con la valoración del patrimonio cultural limeño muy bien expuesta por Efrain Nuñez Huallpayunca. Sin embargo, como museóloga siento la necesidad de realizar algunas precisiones sobre el concepto museo utilizado en el texto aportado. Más aún tratándose de este foro. Pues para fortalecernos como HaD, encuentro muy saludable mantener siempre un diálogo abierto y sincero que ayude a precisar categorías de análisis.
 
Sin entrar a realizar un juicio de valor sobre la política cultural limeña, voy a referirme únicamente a la expresión utilizada como gran museo , aplicable a cualquier ciudad del mundo que tenga las magníficas
características equivalentes a la capital peruana.
 
Si bien es común decir que los centros históricos son un gran museo ,  conviene aclarar que la existencia de un patrimonio cultural rico en referencias históricas no garantiza que se esté dando un hecho museológico.  Para que esto ocurra debe existir un trabajo de reflexión e interpretación del patrimonio, una puesta en valor de sus elementos fundamentales, un programa de conservación, una difusión sistemática de la información, y un programa de educación que permita interactuar con los diversos públicos. A esto habría que agregar la dinámica participativa de los actores involucrados, ya sea como pobladores del lugar o usuarios de sus servicios.
 
En otras palabras, una población puede vivir en una ciudad histórica sin comprender su significado, sin aplicar políticas culturales para su valoración, y sin apropiarse de su identidad. En ese caso no podría
aplicarse la palabra museo . El hecho museológico se da cuando hay una práctica consciente y sistemática que nos permite entrar en diálogo con el patrimonio cultural, descubrir el universo simbólico que se oculta detrás de sus formas, estilos, materiales utilizados, etc.  Pero hay más aún: este ciclo no se completa si no se plasma en productos de conservación y difusión que permitan socializar la reflexión, intercambiarla, y re-enfocarla permanentemente.  Resumiendo, el fenómeno museo es antes que nada, el acto de construir conceptos acerca del patrimonio cultural; a esto se llama interpretación, y como segunda fase, aparece la puesta en valor , que es la acción concreta de restaurar, exponer, difundir para la educación y disfrute del público según reza una vieja definición del Consejo Internacional de Museos.
 
Afortunadamente, entiendo que Lima sí cuenta con un movimiento museológico vital, que la hace culturalmente dinámica, y desde este punto de vista concuerdo con Efraín, puede considerarse un museo en sí misma. Un caso opuesto sería Asunción del Paraguay donde resido, cuya historia rica, como antiguo centro de la expansión de la cultura guaraní y centro del proceso de fundación de las ciudades coloniales de la cuenca del Plata, no es percibida por sus habitantes como gran museo , y no merece la reflexión de sus autoridades, que en menos de 50 años han permitido se socave su memoria mediante la demolición sistemática de sus edificios más antiguos. En este caso, es una ciudad rica en cultura, pero no puede ser considerada por el momento- ciudad museo.
 
Atentamente,
 
Alejandra Peña
memoriaactiva.org
Paraguay