Historia Inmediata/ Debates


¿Es posible una historia inmediata?

 
 
Casi todos tendemos a considerar como NO Historia a la Historia Inmediata, es decir, a la historia contemporánea. Historiar la década del noventa o los primeros seis años del siglo XXI no le compete al historiador y más bien es una tarea para los sociólogos. Una de los argumentos es que no tendríamos las suficientes fuentes como para poder reconstruir el hecho histórico. Es más, debemos ver primero, las consecuencias que acarrean los procesos recientes del pasado inmediato de nuestra investigación. Y es cierto. Pero, debemos tratar de crear las herramientas necesarias para lograr meternos en esos temas que podrían enriquecer el conocimiento y aportar los estudios historiográficos en cada uno de nuestros países. Es imperativo citar un pequeño texto que realza la importancia de la historia contemporánea: “Con todo, conviene recordar que muchos de los más grandes historiadores que han existido escribieron historia contemporánea. Tucídides vivió durante la Guerra del Peloponeso, cuya historia relata; Tácito escribió la historia de su propia época. La Historia de Florencia que escribió Maquiavelo fue la historia contemporánea y también lo fue, por completo, la grandemente valiosa Historia de la rebelión, de Clarendon, es parcialmente autobiográfica… ¿Quién puede leer las páginas esplendidas de las obras de Winston Churchill Crisis mundial o Historia de la segunda Guerra Mundial y dudar de que, en la pluma de un maestro, la historia contemporánea puede ser gran historia?”(1). Entonces ¿continúa el debate?

(1) tomado de “La Historia” de Henry Steele Commager

Efrain Nuñez Huallpayunca
Universidad Nacional Mayor de San Marcos