Historia Inmediata/ Debates


¿Es posible una historia inmediata?

 
 

¿Es posible una historia inmediata?

 Sobre la cuestión planteada por Federico Colín Arámburu, con una elegancia que no soy capaz de emular, de si es posible una historia inmediata yo argumenté, siguiendo a Arthur Danto, que son las consecuencias, más que las causas, las que iluminan la interpretación que se hace de los hechos; y a veces las consecuencias se presentan mucho después de ocurridos los hechos.

La independencia de México se consumó en 1821, pero los partidarios del antiguo régimen y de la monarquía se mantuvieron activos y no fue sino hasta 1867 en que triunfó la República que fue, como dijo don Edmundo O’Gorman, la muerte definitiva de la Nueva España. Es decir que durante mucho tiempo el resultado de la independencia no era claro.

 Pero concuerdo completamente con Ramiro Fernández Quisbert que no podemos quedarnos con los brazos cruzados esperando los resultados de lo actual; eso le tocará a los historiadores del futuro. Al contrario, regresando al ejemplo de Ramiro, debemos documentar la masacre, debemos documentar la opresión secular sufrida por los indígenas, debemos documentar otras revoluciones y compararlas y por eso yo digo:

Grande mérito de Evo

Expulsar al Medioevo

Por otra parte pienso que los países periféricos debemos tener nuestra propia agenda historiográfica. Solemos imitar lo que se hace en otras partes y es así que siempre vamos atrasados. Los grandes problemas actuales de cada país deben ser el punto de partida para decidir qué preguntas debe hacer el historiador al pasado, lo que no excluye aprovechar lo que se hace en otras partes

José Ortiz Monasterio  
Instituto Mora
México D.F.