Historia Inmediata/ Debates


¿Es posible una historia inmediata?

 
En coincidencia  con el mensaje sobre historia inmediata Nº 76, me permito  agregar que nunca  al hacer este tipo de historia debemos olvidar que  nuestro trabajo tiene además   el valor agregado de dejar fuentes para el futuro historiador.

Si nos quedamos sin abordar estos temas, aunque pueda discutirse sobre la hermenéutica que se aplique,  se corre el riesgo de no preservar ciertas  fuentes o dejar  un silencio histórico   que permita inferir en el futuro nuestro desinterés por lo acaecido. 

Con todos los limites que  la realidad nos impone ( en Argentina  la convivencia con represores, cómplices y partidarios de la dictadura continua en casi todos los ambientes )    considero un imperativo  el tratamiento de lo acontecido recientemente en  nuestros países. Aunque a veces solo se trate de hacer conocer un documento o un testimonio oral de algún  protagonista,    porque a partir de allí se hace visible y  se conserva la  memoria,  para que si no se puede ahora,  en algún momento se haga historia. En nuestra tarea actua de investigación, durante años hemos  conservado lo que se ha podido sobre el tema de la represión  y sus víctimas   durante la ultima dictadura militar en la zona  en donde trabajamos.

Ahora se ha dado gracias a los Juicios de la Verdad en La Plata un mayor caudal de fuentes  y testimonios judiciales que  permiten conocer  con mas detalle la represión  en la fábricas, la complicidad de empresas nacionales y extranjeras,(  o por lo menos   la de los los gerentes nacionales) , sindicalistas y  represores.  Todavía no se podrá explicar todo el proceso muy bien, ni  realizar todas las relaciones que seguramente  existen con base documental,  pero   se trabaja en ello.

Lo que resulta , siempre a nuestro criterio,   importante es  tratar de ser lo mas humilde posible cuando se trabaja   en hsitoria inmediata y si nos toca solo ser recopiladores de  fuentes y no podemos  construir algo mas importante o de mayor trscendencia académica,   no dejemos de hacerlo.

De la relación de  esos aportes pequeños, de la presencia de esas fuentes,  de la visibilidad de esos testimonios se podrán ´ reconstruir épocas que  quienes se apoderaron del   poder político y económico,   en ciertos momentos quisieron borrar .

Si  ponemos nuestro granito de arena, nuestros conocimientos metodologícos al hacerlo y lo hacemos y en la medida de nsutras posibilidades, lo difundimos  no sólo haremos historia sino también  nos habremos comprometido con ella.     

Hilda Noemi Agostino
Universidad Nacional de La Matanza