Historia Inmediata/ Debates


¿Es posible una historia inmediata?

 
 
 
Nos encontramos ante un debate, sin duda, no falto de  disquisiciones. En mi opinión la historia inmediata sí que es posible y es  más deberíamos tenerla más en consideración.  Considero que resulta muy bonito o retórico decir que la historia es el  estudio del pasado del ser humano para asi entender el presente y prepararnos para el futuro. Considero que al intentar entender el  presente, al interpretarlo, ya estamos haciendo historia del presente.  Claro que podemos caer en la tentación de vincular nuestro estudio hacia  una ideología determinada pero ahí es donde debemos esforzarnos por  manifestar uno de los "requisitos" o cualidades del historiador, su  carácter objetivo. Destacar, la intervención de Virginia Ávila García de la Ftad de Filosofia y Letras de México. Estoy en acuerdo con ella en que debemos diferenciar es lo que sería un articulo meramente periodístico de lo que sería una interpretación del presente basada en los datos e interpretaciones que nosotros tenemos del pasado. No podemos comparar la labor de crítica del presente que puede realizar cualquier periodista tertuliano como la que podemos hacer los historiadores, un análisis basado en el estudio del pasado que es al fin y al cabo lo que nosotros hemos venido haciendo. Tambien estoy de acuerdo con Virginia en el hecho de que a los alumnos les resulta monótono y aburrido el estudiar tan solo hechos, hechos y hechos del pasado, ese pasado lejano que no a todos los alumnos interesa demasiado. Y debido a este desinterés que pueden presentar algunos alumnos, yo plantearía incluir en asignaturas de historia: debates, lecturas de periódicos con su correspondiente análisis, etc ... con el fin de relacionar verdaderamente (y no retoricamente) el pasado y el presente. No podemos ceñirnos a decir lo que ya comentaba al principio, la historia es el estudio del pasado para comprender el presente ..., no! pongámoslo en práctica y estudiemos, analicemos e interpretemos el presente. Soy consciente de que los grandes procesos históricos, aquellos que podriamos incluir dentro del Tiempo Largo, necesitan de tiempo histórico para su estudio correcto y adecuado. Pero, determinados acontecimientos en nuestro presente sí que son factibles de interpretación por nuestra parte.
 
Luis Román Barrejón
Universidad de Castilla La Mancha