Historia Inmediata/ Debates


¿Es posible una historia inmediata?

 


Estimado Profesor Carlos Barros:
 
Desde el confín del mundo, Chile, le saludo y le agradezco la bienvenida que me ha concedido para participar en Me comprometo en las medidas de mis escuetas posibilidades de tiempo para participar en las reflexiones historiográficas planteadas por ud. y su equipo de trabajo.  Para ud. y para ellos mis afectuosos saludos y reconocimientos.
 
Parafraseando a un historiador connacional mío -Sergio Villalobos Rivera- quisiera sumarme al cúmulo de interpretaciones expuestas sobre la llamada"Historia Reciente", efectivamente, el hombre del tiempo presente ha visto transcurrir su existencia en medio de fuerzas exógenas contrapuestas que marcan su destino más allá de sus propias voluntades. Situaciones, angustias, esperanzas, miserias, etc, embargan nuestra vida, el destino de una nación o un continente entero, obligándonos a una constante meditación para penetrar en la superficie aparente de hechos, trascendentes o insignificantes, talvez, y encontrar el verdadero sentido de las corrientes que mueven nuestra existencia. Estimado Prof. Barros para comprender el momento actual no basta la información noticiosa del periódico o del informativo, sino más bien, y como sabemos, de una aproximación a la Historia, Scientiae Magistra Vitae, que debe darnos el sentido profundo de los viejos porcesos que siguen operando en nuestras realidades locales, nacionales, regionales, continentales, en fin, globales. A pesar de que algunos ilusos han celebrado el fin de la "Historia", ésta guste o no, quierámoslo o no, se ha constituído en un canon que ha impuesto un modelo y un orden, un estilo de vida y una cultura, presentes hoy y mañana. Vivimos y seguiremos viviendo bajo el signo de la Historia.
 
 Un Abrazo.
 
 Alexandro Caneo Uribe.
 Prof. y Licenciado en Historia.
 Miembro de Número del Instituto O'Higginiano de Chile.