Historia Inmediata/ Debates


¿Es posible una historia inmediata?

 

Estimados Colñegas de HaD. Me parece interesantisimo el debate en curso sobre las psoibilidades de una historia inemdiata. Sin duda, no se trata de la capacidad del historiador de hacer de brujo o hechicero de su comunidad. La historia en sí es siempre historia contemporánea. Remitamonos a los trabnajos, escuelas y metodos de los padres de nuestra disciplina, Tucidides y Herodoto. Lo que sucede en el mundo actual, con la ampliación del conocimiento, que el historiador positivista de archivo, y durante mucho tiempo este fue el paradigma de historiador, hoy no puede dar respuesta a los procesos actuales. El historiador que desee hacer historia contemporanea dbe tener una formacion pluridisciplinaria en sociologia, economía, religión, ciencia y tecnología y en las mas importantes materias de relaciones internacionales. Yo creo que el asunto no va tanto por las capacidades de los colegas, sino mas bien de las mallas curriculares de nuestros programas universitarios. Los que nos hemos formado en Alemania sabemos perfectamente bien que el trabajo de doctorado, aun cuando se trate de temas de Historia Antigua, Medieval o Moderna, son trabajos que deben incorporar lo ultimos esdtudios en otras disciplinas. De lo contrario, las palabras de Ortega al prologo de las Lecciones sobre la Filosofía de la Historia Universal de Hegel, no seguirán cuestinando nuestra condición de cientificos sociales: meros cronicones. Los estuduos de Cipolla, Elliot, Israel, Burke, Nolte, Wallerstein, Koselleck- este ultimo traducido en sus obras principales por el grupo de filósofos de valencia liderados, entre otros por el F. Oncina-  para mencionar algunos de las más destacados historidores contemporáneos nos ponen en esa linea de la multidiciplinariedadad. El historiador debe decribir, analizar y proyectar. Cuanbdo se dice que el Historiador se ocupa del psadao, argumento recurrente en el gremio aqui en Américas Latina, es porque derechamente ese o esos colegas no entienden la complejidad multidisciplinaria de la realidad. Pero para lograr historiadores formados multidisciplinariamente debençmos invertrir en capital humano, cuya formación facilmente puede demorar 10 años, antes de comenzar a producir; bibliotecas bien dotadas, edición crítica de fuentes, laboratorios que permitan la reproduccion de fenémenos históricos, editoriales especializadas, revistas actualizadas y suscripciones vigentes, congresos cada dos años.  Esto supone costos para los gobienros universitarios. Y en la disputa por los escasos recursos en nuestras universidades, especialmente en América Lastina, el trabajo histórico puede resultar imposible. En este sentido las estadísticas son concluyentes: el 90 a 95 % del financiiamiento para investigación va a las ciencias naturales o duras y solo un 5 % a las ciencias sociales, entre las cuales la economía y la sociologia se reparten el 80% de ese exiguo 5%. Con esta realidad debemos contar para trabajar en la realización academica de la historia inmediata.Las responsabilidades de esta situación recaen sin duda principalmente en el gremio. Y aqui los mecanismo de mercado son los instrumentos adecuados para la asignación de recursos: 4 papers anuales es revistas especializadas de reconocimiento mundial, una monografia cada dos o tres años -hay historiadores que no son capaces de escribir un solo libro en toda su vida academica, evaluaciioón por consejos externos de los proyectos de investigación. Finalmente, si quiere un ejemplo de la posibilidad institucional para una Historia inmediata los remito a dos institituciones alemanas de punto en estas materias: Max Planck - institut für Geschichte (Göttingen) y el Institut für Zeitgeschichte de München. Dos ejemplos concretos de las posbilidades de hacer historia inmediata. Los saluda muy cordialmente,

Patricio Carvajal,
Universidad Maritima de Chile, Viña del Mar

++++++++++++++++++


[Nota: Se ruega a los participantes en los debates que identifiquen en su respuesta al autor y mensaje de referencia]

Me parece del mayor interes la propuesta del colega venezolano, pues hoy la Historia inmediata en América Latina resulta impostergable frente a los cambios que debemos realizar con urgencia en la sociedad latinoamericana. Las tres décadas perdidas de América Latina: 1969 - 1990 -como sostengo en un artítulo sobre las relaciones internacionales de chile, esto es, la interrupción del proceso de integración regional y el quiebre de la democracia, nos otorgan una posibilidad inmejorable para pesquisar la Historia inmediata de América Latina. Otro tanto cabe decir del actual proceso de reforma y modernización del Estado. Me parece que la propuesta metodológica de Herodoto y Tucídides, nuestros padres fundadores, es compatible con la metodología y la espistemología histórica contemporánea -inmediata- y congruente con la propuesta no sólo de Braudel, en sí importantantísima, sino también de Wallerstein, Skinner, Pocock, Burke,  Koselleck, especialmente este último como uno de los principales representantes de la revolución historiográfica germana de la segunda mitad del siglo XX hasta el presente. Por último, la historia inmediata en América Latina nos permitiría enfrentar de una vez por todas el futuro de este continente que, desde la tiranía monárquica española inuagurada en el siglo XV y prolongada hasta el presente, bajo otros formas de dominio, esta vez del capitalismo salvaje de las grandes corporaciones de los peninsulares, bajo la tuición espiritual de la transnacional del Opus Deis, también española, y del culto al santón de Escriva de Balaguer, como ocurre en Chile, bien nos sobra materia para escribir la Historia inmediata. El capital español viene acompañado de este nuevo mesianismo hispano, sin duda muy conservador, y orientado a mantener los privilegios de las clases dominantes. un cordial saludo desde Chile,

Patricio Carvajal Aravena.
Universidad Maritima de Chile