Historia Inmediata/ Debates


¿Es posible una historia inmediata?

 
 
 
Para Jósé Ortiz Monasterio:
 
Antes que nada, "Pepe Ortiz" como te conocíamos en la Facultad de Filosofía y Letras en la UNAM, me hiciste recordar como miembros de una generación que ponía en crisis la eficacia simbólica, política e historiográfica del historicismo, la pequeña aportación del materialismo histórico en manos de Don Wenceslao Roces y Schettino, así como la tenua luz que nos llegaba acaso de la Escuela de los Annales, de lo que compartíamos como jóvenes que imaginaban, reflexionaban e inventaban un mundo a partir de las enseñanzas de la historia, sentíamos que la memoria histórica, nuestra memoria estaba contendida no sólo en las lecciones que cotidianamente nos transmitían los profesores, sino en las luchas sociales que eran parte de nuestras discusiones en el auditorio "Che Guevara", en los corrillos y en el campus universitario.
 
La historia inmediata era nuestro pan de cada día, pero estaba ligada siempre a las tradiciones filosóficas, políticas y con un´horizonte de sentido a la manera hegeliana del famoso "telos", Angola, Cuba, Chile, Turquía, Vietnam y la crítica al etnocidio, al colonialismo y a toda forma de visión eurocéntrica.
 
Los referentes del mundo ya globalizado pasaban no sólo por el tamiz del análisis histórico, sino también por el compromiso y la voluntad de eso que llamaban conciencia de clase, en la que también se discutía a Lukács y su idea de páxis, infringiendo una ley, la del inmediatismo opinante, que se distancia del verdadero análisis de coyuntura, de contingencia, del evento enmarcado en la "larga duración" y que como rayo que fulmina separa al acontecimiento de la perspectiva profunda de la mirada del historiador.
 
La idea de lo inmediato en la historia estaba contenida en la profusa imaginación del tiempo, en la geografía de los imaginarios y de las luchas sociales que empujan los cambios en el orbe.
 
Pensar la totalidad era un problema clásico de la historia y veo que hoy día, lo inmediato forma también parte del mundo desconectado e intercultural de la vida cotidiana, como si las consecuencias como le llamas no se pudieran prefugurar, y analizar a la luz de los hechos sociales que se articulan a conjuntos mayores, en donde tradición y modernidad aparecen como marcos generativos de lo inmediato, estructural, genético y siempre dinámico, ¡serán acaso las consecuencias un mundo aparte de lo inmediato??
 
Espero mantener una agradable interacción e intercambio contigo, con los compañeros del Foro y con aquellos que de antes y recién llegados al oficio de la historia, nos tienen siempre aquí pendientes de sus ideas y posiciones, hasta pronto y gusto de verte por aquí, tu amigo
 
Federico Colin Arámbula
Antropología Histórica
Facultad de Antropología
Universidad Veracruzana
Jalapa, Veracruz