Historia Inmediata/ Debates


¿Es posible una historia inmediata?

 
Sobre Historia Inmediata. ¿Un territorio historiográfico  insoslayable?

Amelia Galetti
Instituto de Investigaciones Históricas
Universidad Autónoma de Entre Ríos-Argentina-

A través de este rico intercambio de reflexiones en este espacio digital de HISTORIA A DEBATE, hemos compartido muchas consideraciones sobre este campo de la HISTORIA que es HISTORIA INMEDIATA,para otros también llamada HISTORIA DEL TIEMPO PRESENTE  o Historia reciente,en fin varios son los nombres que circulan y que pueden ser válidos.Pero sería interesante puntualizar  que como paisaje historiográfico,configura,con su status propio de campo científico, un territorio que va más allá del universo de opiniones,de reflexiones más o menos profundas que podamos hacer,desde la perspectiva temporal. Valgan algunas puntualizaciones que creemos oportuno compartir con nuestros colegas de Historia a Debate:

-El presente es una instancia  de duración variable,según sea la densidad de su contenido y según los criterios de selección de los problemas y temas a considerar.

-El presente , como categoría epistemológica de la Historia  debe superar  el marco de las opiniones y comentarios superficiales, más cercanos al comentario y crónica periodísticos . El presente, en la reflexión del historiador,constituye un campo de análisis profundo  que debe hacerse en función de técnicas y métodos específicos de las ciencias sociales y de las ciencias cuánticas,por ejemplo las técnicas de análisis de contenido y de semántica cuantitativa.Técnicas,entre otras, que posibilitan un tratamiento ,un procesamiento más científico de la información disponible.

- Atender a la gran masa de soportes informativos  y a una variada tipología  documental que complejiza mucho más el análisis del presente.

- Trabajar en profundidad el nivel epistemológico de la Historia Inmediata, que si bien,es un terreno que data desde los comienzos de la década del 70, se hace necesario enriquecer y densificar con nuevos corpus teóricos que ayuden a debatir y enriquecer este campo historiográfico. Al respecto puntualizamos los siguientes niveles a considerar:

1--Comprender que el presente,configura una instancia más del devenir, del contínuo histórico y que, por lo tanto, se integra naturalmente en la construcción del conocimiento histórico.Todo conocimiento histórico debe partir o llegar desde o hasta el presente.Este es parte insoslayable de la duración . Por lo tanto pasado y presente quedan consustanciadas en una unidad de tiempo, fuertemente indivisible.En este caso,el presente, tendría un corte arbitrario y convencional,como lo son todos los cortes temporales que el historiador hace para organizar más inteligiblemente el contenido del tiempo.

2--Reflexionar sobre el alcance de la expresión HISTORIA DEL TIEMPO PRESENTE .El alcance  está delimitado por :a-  el espesor en cantidad y calidad del acontecer y de la inflación informativa. b-por la simultaneidad temporal del objeto de análisis y el sujeto historiador. c--la duración del presente.

3- ¿Podemos convenir que la HISTORIA DEL TIEMPO PRESENTE es la convergencia,o tal vez, la amalgama, de esta complejidad de contenido, contemporaneidad y duración que definen este territorio, esta instancia,la última e insoslayable de toda construcción del conocimiento histórico.

4--Si es el contenido, es el abigarramiento del acontecer y de las versiones informativas del mismo.En este sentido, el historiador del tiempo presente debe ir trabajando sistemáticamente desde la crónica diaria,procesando la información y editorializándola.
 
5-- Si es la contemporaneidad,  es la condición que más compromete la relación sujeto.objeto y de sujeto-historiador y sujeto protagonista directo o indirecto,invlolucrándose aquel  con su propio tiempo.Comprometido con su tiempo  desde sus propias vivencias,emociones,sentimientos.Condición que le permite captar y  explicar,con fuerte  dosis de carnalidad,el tiempo que vive.Del mismo modo podrá transferir ese mecanismo de comprensión para aquellas instancias más mediatas.
 
6-- Y,sí nos referimos a la duración, la Historia del tiempo presente,trasvasa la   corta dimensión de nuestra memoria y la de nuestros contemporáneos,puesto que esta instancia logra su mejor explicación y hermenéutica desde   perspectivas temporales mayores.Este es el desafío que nos impone esta HISTORIA DEL TIEMPO PRESENTE: no sólo la de desembalar  el acontecer  de los últimos veinte,treinta,cincuenta años...sino entenderlos y significarlos en sus  dimensiones de corta y larga duración.Es aquí donde encontremos la validez y legitimidad del conocimiento histórico.
  
-La necesidad de ir historiando el tiempo presente, en las dimensiones criteriosamente comprensibles, posibilita la organización científica de lo cuantitativamente significativo de informaciones.