Historia Inmediata/ Debates


¿Es posible una historia inmediata?

 
 
Para poder abordar con claridad problema de la Historia Inmediata  es preciso pararse a reflexionar en dos cuestiones bñasicas: 1)¿qué  entendemos por historia, así como por Historia Inmediata?; y 2)¿es posible  hacer una Historia Inmediata?. Respecto a lo primero, es universalmente  válida la definición de historia como 'disciplina que se ocupa de los  hechos humanos del pasado', con todos los matices que luego puedan ir  haciéndose a esta definición. El problema radica en encajar esta  definición en el concepto de Historia Inmediata. Si concebimos Historia  Inmediata como Historia del Presente, de la actualidad, entraríamos en  conflicto con esa definición de historia ('estudio del pasado humano'): si  la historia se ocupa del pasado, es de cajón que el presente, como también  el futuro, se sale fuera de su ámbito de estudio. No obstante, hay que  reconocer que esta reflexión da pie a otro debate, el de cuál es el  límite, dónde hay que situar la frontera, entre pasado y presente. En función de la respuesta que demos a esta última pregunta  resolveremos la cuestión: si concebimos el pasado como todo lo  absolutamente anterior a este preciso momento, sí encajaría el concepto de  Historia Inmediata dentro del de historia. Desde este punto de vista, por  tanto, el concepto de Historia Inmediata no tendría por qué entrar en  contradicción con el de historia.

Respecto a la segunda cuestión, la que se refiere a la posibilidad o no de  hacer Historia Inmediata es si cabe más problemática. En términos  estrictos, sí es posible hacer Historia Inmediata, en la medida en que la  hemos considerado historia. El problema se encuentra en un hecho, y es que  este tipo de historia tan particular puede llegar a concentrar todo  aquello que más dificulta una buena investigación histórica y que más  intoxica de subjetividad el trabajo: las vivencias personales, la  ideología y la ligazón del historiador con su entorno.  Por todo ello puede concluirse que es posible una Historia Inmediata, pero  que, no obstante, es muy necesario tener presente los problemas a los que  está sujeta. En definitiva, es un concepto que, por medio del debate, hay  que definir lo más claramente posible y, a partir de ahí, situarlo en el  lugar que le corresponda dentro de la ciencia histórica.
 
José Luis Gasch
UCLM