Historia Inmediata/ Debates


¿Es posible una historia inmediata?

 
 Si bien es cierto que los "viejos rencores" aun nos acosan, los rencores que va dejando la guerra, la desigualdad social y la indiferencia se renuevan día a día en nuestro país. Sin embargo, creo necesario cuestionar la solución que casi siempre se plantea, (en la que yo alguna vez también he creído) y es la que nos habla exclusivamente de: "formar en nuestros niños" y que se centra en "el país que dejaremos a nuestros hijos", pero que no esta pensada para el país que nosotros vivimos, el del hoy. No es que no comparta la necesidad de pensar en la educación, ni en las nuevas generaciones, pero es que la lógica de ese "mejor mañana", que aun no ha llegado, es perjudicial en la medida en que nos inmoviliza para transformar nuestro presente.

¿Será que esa misma lógica objetivista de esperar tiempos prudenciales para juzgar sobre nuestra historia (que tanto se ha cuestionado en HAD), opera en nuestra visión de futuro?

Desde mí punto de vista estamos esperando a que pasen "tiempos prudenciales" para que las cosas cambien, para pensarnos otro país. Esto es lo que yo percibo tras el discurso del mejor mañana y en el fondo, tal vez, está la idea de que se debe pensar en las próximas generaciones porque con los que ahora son adultos no se puede hacer nada.

Cero que el cuestionamiento de las formas en que se ha entendido el pasado, debería operar transformaciones en las visiones de futuro. Parafraseando al profesor Bloch "La incomprensión del presente nace fatalmente de la ignorancia del pasado. Pero no es, quizás, menos vano esforzarse por comprender el pasado si no se sabe nada del presente" o si no se quiere saber nada del presente o si creemos que no podemos reflexionar y pensar el presente para transformarlo, postergando así nuestros problemas y dejando la solución a esa generación futura de "elegidos" que tendrá el valor para hacerlo.

Javier Darío Montoya M.
Licenciado en Ciencias Sociales
Bogotá - Colombia