Historia Inmediata/ Debates


¿Es posible una historia inmediata?

 
[Nota: Respuesta a Ledy Cabrera, University of New York, nº 54]

Soy doctor en Historia y a lo largo de mi trayectoria profesional he participado en algunas situaciones vivenciales de impacto profundo para mí. Comprendo que nuestras experiencias nos hacen tender a la universalización y lo particular normalmente lo proyectamos a situaciones globales en donde las generalizaciones se hacen con facilidad. El hecho de haber vivido una experiencia desgarradora, no implica que el FMLN actuara sistemáticamente en contra de la sociedad de más escasos recursos.

Lamentablemente, cuando se desarrollan hechos violentos obligados para tratar de generar un cambio en la raíz misma de la desigualdad, nadie considera ni siquiera la posibilidad de que no existan víctimas inocentes involucradas.

El problema humano se da en la medida en que visualizamos un cadáver o a un ser que sufre amputaciones corporales y psíquicas, pero nuestro registro sensorial no se abruma ante la imágen de la pobreza extrema en la que viven millones de también víctimas inocentes de un sistema económico obcenamente bárbaro; esto es, reaccionamos muy mal al ver a un niño herido por una bala, pero podemos convivir perfectamento con la imágen de miles de niños desnutridos pidiendo limosna en las calles y que tienen una perspectiva de vida de 7 años. Esto es parte de esa doble moral que genera el sistema en que vivimos. Lo drástico unitario nos enferma, pero lo paulatino masivo no nos duele. Reflexionemos en esto y démonos cuenta que en términos históricos, tan desgracia es la una como la otra, pero si hemos avanzado en algo en relación a derechos humanos y civiles, hay que agradecérselo a los que han luchado y muerto por nosotros, y no a los que hn tenido como insignia de estabilidad, la inmovilidad. Creo que es un buen comienzo para un debate de contenido hist{orico, diferenciándolo de otro de contenido político.

Joaquín Muñoz, Catedrático del Seminario de Historia Presente de la Escuela de Educación Superior en Ciencias Históricas y Antropológicas de San Luis Potosí, México.

++++++
Para Eva Grosser:

Qué bueno que en México hayan historiadores trabajando como editorialistas en diversos periódicos. El problema en México es que las instituciones de gobierno encargadas de la investigación histórica, tengan en realidad "periodistas" trabajando como historiadores; El problema es que no hacemos ciencia hacemos política de Estado.

Mientras la Historia se encuentre inserta dentro de los contenidos de la "identidad nacional" y realmente sea objeto de trabajo de la Secretaría de Gobernación y no de otras esferas institucionales -me refiero al contenido del objeto de estudio, no a la forma que se le imprima, por supuesto-, nuestra historiografía no corresponderá al marco de la ciencia.

Lo mismo pasa con la antropología -dicho sea de paso-. No excavamos arqueológicamente Teotihuacán, -..."consolidamos la Identidad Nacional"- (sic). Pero es elemental que la "Identidad Nacional" no es un abstracto en sí mismo, corresponde a una manera muy específica de comprender la Historia a partir y sujetándola a un proyecto de Nación, y esto, mis queridos colegas es política... no es ciencia. Por supuesto hay monumentales excepciones -que por supuesto también confirman la regla.

Dr. en Ha. Joaquín A. Muñoz Mendoza, Catedrático Titular Escuela de Educación Superior en Ciencias Históricas Y Antropológicas.
Un abrazo.