Hola colisteros: parece que este tema arde (ver lo que pasó en Brasil la semana pasada).
Yo creo que nuestro deber como historiadores es otro que el de pedir perdón, eso se lo dejo a los creyentes. Para colaborar con el debate aporto que "Notificación y requerimiento que se ha de hacer a los moradores de las Islas e Tierra Firme del Mar Océano que aun no están sujetos a Nuestro Señor" de J López de Palacios (se encuentra en Sabsay,F. Historia económica y Social Argentina, Omeba, Bs. As)fue escrito en 1513 y rigió hasta 1542. Argumenta que debido a que el papa había entregado parte del continente americano a los españoles y portugueses era deber informar de ello a los indios.Ello se reparaba mediante la lectura del "Requerimiento"en presencia de un oficial del rey, sin intérprete. Los indios que se dieran por enterados y aceptaran, se liberarían de ser esclavizados, pero al que no lo hiciera se les prometían tremendas penas para ellos y sus familias además de ser esclavizados. Para Adrianba Puiggrós este acto es fundante de la relación pedagógica que se estableció: "aceptar educarse en la cultura dominante y bajo la ley del dominador era condición para conservar derechos fundamentales".
Hasta muy avanzado el siglo XX en los libros de lectura argentinos se habla de "Descubrimiento" y la historia de américa comienza cuando llegan los españoles. Todavía en muchos colegios se habla de "encuentro de dos culturas". "El problema del otro" tratado por Todorov (La conquista de América, el problema del otro (1991) Siglo XXI) es un buen inicio para encarar con nuestros estudiantes universitarios "el problema de la conquista".
Un abrazo

María Cristina Linares
Universidad Nacional de Luján
Argentina