Estimados Señores:

Desde que asistí al último encuentro de Historia a Debate en Santiago Compostela he seguido con atención los debates propuestos, por falta de tiempo y por no haber sido mis campos específicos no he tenido oportunidad de participar en ninguno de ellos, así pues esta será mi primerparticipación y espero que no la última. Se propone un nuevo debate bajo la denominación de Colonización en América y perdón. Creo que debatir sobre la colonización de América es, por lo general, algo ventajoso, siempre hay nuevos puntos de vista y conocimientos sobre los cuales se puede aprender y enriquecer lo propio, pero debatir sobre el perdón....¿perdón de qué? Desde mi punto de vista no hay nada que debatir sobre el punto, tratar de hacerlo o llevar el debate a este punto, no sólo es estéril sino ignorante de nuestra propia materia, la historia. Debatir sobre el un supuesto perdón que nos deben (?) es caer en un presentismo que no tiene cabida en la reflexión seria y académica. Debatamos pues sobre la colonización en América, o mejor aún sobre las colonizaciones en nuestros territorios, sobre las condiciones en que se dio, sobre el momento del contacto y sus consecuencias, sobre la hibridación que se generó a partir de ese momento, sobre las manifestaciones a que dio lugar, debatamos sobre los hechos reales y no sobre fantasías o deseos insatisfechos por razones inconfesables.

Soy Americano, mexicano para mayor ubicación, el problema indígena de mi país no es ningún secreto para nadie, pero de ahí a tratar de justificarlo solicitando un perdón, hay mucha distancia, la distancia que media entre la
razón y lo ilógico.
Atentamente


Xavier Moyssén L.

Universidad de Monterrey
Departamento de Arte