Debates


Ortografía


 

Desde hace un tiempo me he suscripto a HaD y he seguido con interés todas vuestras interacciones. Llamó mi atención, estos días, el debate sobre ortografía. Los sms, los chats y otros vehículos de comunicación y otros géneros actuales, que privilegian la velocidad en la interacción, limitan en gran medida la posibilidad de control de la ortografía, al tiempo que revelan, develan, la formación primera de quien se apresura a interactuar. Su formación y, a veces, su falta.

Es cierto que la escritura sigue siendo el vínculo en estos casos (lo que incluye este acto mío en este momento y los actos de lectura que quizás le sucederán), vínculo más o menos diferido en el tiempo según el género de que se trate (no estoy chateando, puedo controlar un poco más mi escritura...) lo que habilita la consideración de una base común necesaria para una comunicación auténticamente  entre pares.

Por eso vale la pena detenernos en la pregunta de a qué recurrimos cuando el recurso es a la ortografía. Parecería tan básico el asunto que ya debería ser sentido común. Pero no lo es, evidentemente. ¿Por qué no lo es? Justamente, porque ese tipo de formación (el que incluye la ortografía) constituye paridad... o no.

Me llamo Griselda Fanese, soy profesora regular en el Dpto de Letras de la Universidad Nacional del Comahue (sur de Argentina), estoy a cargo de las asignaturas Teoría y Práctica de la Lectura y la Escritura I y II y mi experticia se centra en análisis del discurso. Desde 1998, investigo junto a historiadores en proyectos interdisciplinarios. Saludos cordialísimos!!