Debates


Positivismo


 
Profesor José Francisco Arias

En ningún caso, he pretendido legitimar o deslegitimar poderes que hayan sido obtenidos a través de la violencia. El análisis de las circunstancias en que llegaron a sus mandatos Fidel Castro y Augusto Pinochet, debe corresponderle a una rama del conocimiento, diferente a la Historia.

El hecho en sí, indesvirtuable y tozudo, es que ambos llegaron al poder por la vía de las armas. Que en el caso cubano se hubiese hecho para derrocar un gobierno dictatorial y en el chileno para derribar un mandato constitucional, son circunstancias que no contradicen mi teoría de que la situación presentada en ambos casos, es igual de manera absoluta e irrefutable.

Quizá esto sea considerado como una manera simplista de ver las cosas pero, la persona encargada de impartir academia, debería ceñirse sólo a este punto y dejar que los educandos, extraigan sus propias conclusiones, a través de la investigación y al recurso de utilizar las ciencias adláteres.

Ud. se refiere al proceso de gobierno en Colombia y yo podría decirle que Alvaro Uribe Vélez no ha hecho otra cosa que aplicar el pensamiento bolivariano -al que también recurre con frecuencia el venezolano Hugo Chávez- y que también han utilizado el ecuatoriano Rafael Correa y el boliviano Evo Morales.

Fíjese que no he señalado que los cuatro gobiernos son similares; sólo he afirmado que se mantienen en el poder gracias a la misma base, la ideología de Bolívar-

Para probarlo, tomo al pie de la letra, una frase que el Libertador utilizó en 1824, en el documento que presentó para oficializar la Constición de la entonces recién nacida república de Bolivia "Un presidente vitalicio es la inspiración más sublime en el orden republicano".

¿Puede negarse, entonces, que la actitud de los mandatarios citados haya sido la misma? Que tengan o no razón, que lo hayan hecho en situaciones disímiles, no es el punto en discusión. De lo que se trata es de que todos ellos obtuvieron reformas constitucionales, para poder seguir en su condición de jefes de estado.

Mi criterio, creo que queda claro, no es el de legitimar o deslegitimar gobiernos. Lo que trato de exponer, es que al impartir la enseñanaza, sólo deberíamos limitarnos al hecho, al suceso en sí. Y que sean los analistas, quienes se pronuncien en torno a orígenes, consecuencias y demás.

Las reformas constitucionales que han obtenido estos presidentes, también aparece consignada por Bolívar en ese documento expedido en 1824, cuando afirma que la norma debe ser revisada y modificada de acuerdo con los cambios que se vayan presentando.

Y por cierto si alguno de estos gobernantes latinoamericanos decide erigirse en dicctador, también habrá hecho uso de los criterios del Libertador, quien luego de la Convención de Ocaña en 1828, se declaró como tal, al darse cuenta de que las reformas constitucionales que pretendía, no iban a ser acogidas-

"He resuelto encargarme, como desde hoy me encargo, del Poder Supremo de la República, que ejerceré con la denominación de Libertador-Presidente, que me han dado las leyes y los sufragios populares".

Gran parte del pensamiento completo de Bolívar sobre tal tema, lo anoté en mi blog http//www.pepecomenta.blogspot.com el pasado mes de agosto bajo el título de A 226 Años del Nacimiento deo de Bolívar, por si alguien quieren consultar.

Pepe Sánchez

Periodista, Químico y Humanista Emérito, de la Universidad del Atlántico