Debates


Qué es HaD


 
He venido siguiendo  en los últimos días el tema de cómo escribir los mensajes para nuestro foro.
 
Me apreció atinada la actitud de la coordinación de la lista  y la decisión de solicitar a quien tenga demasiadas faltas  la reescritura de sus ideas, pero luego  hemos entrado en una polémica sobre como se debe escribir que a mi me asusta  por los argumentos que en algunos casos se sustentan.
 
Paso a explicar mi postura ante esta cuestión:
 
El idioma, como tan bien se ha señalado, está basado en  códigos  compartidos de los cuales uno es la escritura. Se escribe de cierta manera y eso se puede verificar.
 
Cuando uno habla,  aunque se utilice el mismo idioma,  si uno no utiliza  vocablos que el otro comprenda debe sustituirlos pues sino la comunicación no se verifica. Y eso entre gente de  diferentes países es fácilmente constatable ya que los modismos idiomáticos de los diferentes lugares geográficos  a veces resultan ininteligibles para otros.
 
Eso sucede también con la expresión escrita, y es  por ese motivo  que  pienso como  indispensable que nos apeguemos a ciertos códigos para comunicarnos y uno de ellos es  usar   la correcta escritura
de los términos, para  no provocar dificultad en la comprensión, en un primer momento.
 
Si pensamos además que formamos parte de una comunidad historiográfica no se nos escapa que  estamos generando testimonios  para el futuro y que hablaran de nosotros  como comunidad .Eso podría  motivarnos a dejar  una huella mas acabada de nuestro respeto mutuo  que aquí estaría  demostrado por el esfuerzo de usar le lenguaje correctamente escrito.
 
Pero, sin pensarlo  en  términos de libertad,  sino de inclusión,  no desearía desalentar la participación de nadie porque no conoce aún,   formas correctas de escritura o  de construcción gramatical. No nos desgarremos las vestiduras muchos de nuestros estudiantes tienen esas falencias, aquí en América y allí en Europa. Hagamos docencia una vez más y con delicadeza indiquemos que debe ser revisado un  ensaje, aunque esto signifique mas trabajo para  la gente de Santiago  de Compostela.
 
Pero no desalentemos la expresión de alumnos y  amantes en general de la historia porque no  cuenten con una sólida  formación idiomática.
 
Sostenemos  en el Manifiesto: el mirar hacia delante con  entusiasmo (Titulo III), el relevo generacional y la  responsabilidad como formadores (Titulo XII) y por sobre todo el compromiso con la tarea historiográfica.
 
Recordemos  igualmente que  cuando se publica todos los editoriales serios tienen correctores de estilo que transforman  los  manuscritos, aquí no lo hay  y por ello  ponernos extremadamente  académicos, solo nos volverá elitistas  y rígidos.
 
No sustento  el escribir de cualquier forma sino que invito a  hacer el esfuerzo de escribir correctamente, a no ofenderse si se nos sugiere corregir algún mensaje (hasta se puede buscar ayuda), pero también a ser tolerantes  con los otros, porque  para llegar adonde estamos muchos de nosotros,  tuvimos  que transitar un largo camino de aprendizajes diversos,  muy  dificultoso a veces  y es por eso que  no podemos ni debemos ser jueces de la expresión de otros, porque corremos el riesgo de que el otro se vaya y a lo mejor  sus ideas  contribuían  mucho mas que las nuestras  a la construcción de esa historia preñada de  futuros que también sostenemos.
 
Pretendiendo  conciliar posiciones  los saluda  desde Argentina
 
Hilda Noemí Agostino
Universidad Nacional de La Matanza