Debates


Historia y trabajo


Sobre el texto de Historia y trabajo 10

hola: soy estudiante avanzado del profesorado de historia.

He leido recién el texto de Miguel Ángel Trujillo. Como todos, y siendo futuro docente, ya habiendo iniciado el camino de conectarme con algunos colegios donde poder comenzar a trabajar (cubriendo suplencias en privados, pues aún no tengo el título) o por amigos que ya estan recorriendo el sendero de la búsquda con título en mano, sé bien lo dificil que es conseguir un espacio remunerado que me permita cubri al menos parte de mis gastos. Amén de la desastrosa situación que vivimos en este rincón del mundo, al parecer las problemáticas son, en mayor o menor medida compartidas por estudiantes o docentes de otras latitudes. Falta de oportunidades para desempeñarse, existencia de camarillas y desigual distribución de recursos. ¿Cómo no concordar en que nuestra (futura) profesión afronta tales dificultades?

Pero en verdad que al leer el texto de Trujillo me ha asaltado una preocupación. Me pregunto si la solución central que se plantea allí: la vinculación del mundo de la historia a la empresa privada, como forma de garantizar puestos laborales. Me preocupa este planteo pues pienso lo siguiente: que la historia, ciencia social, debe estar al servicio del "desarrollo" de los pueblos. En tal sentido, creo que su misión es fundamentalmente política. Me pregunto, el que se adecuen currículas de enseñanza y se orienten investigaciones hacia la esfera del interes empresarial, ¿no es avalar la supeditación de la política (con mayúsculas) al campo de la economía? ¿no es avalar aquello que forma parte del discurso maniqueo del pensamiento único, y que tan nefastas consecuencias ya ha producido a nuestras naciones? (al menos a las latinoamericanas por lo que yo sé) Agravado ello por el hecho de que este aval provendría desde dentro del campo de las ciencias sociales.

Se me dirá, tal vez, que en términos reales ya existen limitaciones al funcionamiento 'independiente' de nuestro campo, muy cierto; y lo que se plantean muchos aquí, que no estoy proponiendo alternativas concretas para la cuestión laboral, es verdad.

No sé, no creo que la solución de fondo pueda provenir de un acercamiento al sector empresarial. no solo por la limitada absorción que se haría de profesionales. (Pues sobran, trabajadores en casi todos los ámbitos, incluso los calicados relacionados a 'ciencias duras' por ejemplo) sino además, y lo más importante tal vez, porque sería desviarnos de lo que considero objetivo prioritario del trajajo en ciencias sociales, y es ser útil al pueblo del que formamos parte. que así no se come mucho?. tal vez... . tal vez habría que buscar otra salida. presionar un poco al Estado. obligar a los que tienen la s riendas del poder a que cumpla con las obligaciones y funciones a las que debe servir el Estado. resistri los embates neolioberales. 

Supongo pueden parecer ingenuas mis argumentaciones e ideas. tal vez. pero en verdad, en esencia, lo veo así. Creo en todo caso que habría que plantear estas cuestiones con un mayor cuidado.

Juan Ignacio Sellarés
Estudiante de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Argentina.