HISTORIA A DEBATE apuesta por la pluralidad, el diálogo  y la tolerancia, pero no es ni será neutral en temas de historiografía o de historia inmediata. Así y todo, no solemos prodigar las notas editoriales en la lista por temor a que se interprete como una limitación de la libre expresión de sus miembros, o como un cierre forzado de los debates.

La nota del 22 de noviembre contra el asesinato del historiador Ernest LLuch responde a una situación excepcional. Desde el asesinato del historiador Francisco Tomás  y Valiente, en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid, las universidades españoles se consideran justamente beligerantes en la lucha por la paz. De la universidad nació el movimiento de las "manos blancas" que ha generado las manifestaciones populares más numerosas de la historia de España (hubo seis millones de participantes cuando mataron a Miguel Ángel Blanco). La imagen de las "manos blancas" (una manifestación en la Plaza del Obradoiro en Compostela) ha ilustrado el cartel del II Congreso Internacional Historia a Debate, y ahora las portadas de sus Actas, porque pensamos además que representa un tema  relevante de historia inmediata, como lo fue en el I Congreso la caída del muro de Berlín.

Nos consta que la inmensa mayoría de los miembros (sobre todo en España) de la lista  están de acuerdo  en la condena moral de estos asesinatos.

Pero, queremos insistir, el debate de historia inmediata sobre "Atentados en
el País Vasco" seguirá, y todos debemos sentirnos cómodos al expresar distintas opiniones históricas, historiográficas y políticas, sobre el tema.

Hay muchas preguntas que han provocado o pueden provocar respuestas plurales
en nuestro debate de historiadores y ciudadanos:

¿Qué implica el fenómeno ETA en la historia de la violencia, de los
movimientos nacionalistas,  del terrorismo, de Euzkadi y de España?

¿Es la ETA un movimiento fascista o revolucionario?

¿Se está satanizando a todo el nacionalismo a causa de los asesinatos de
ETA?

¿Tiene la ETA un proyecto político, y, si es así, que relación tiene éste con sus peculiares métodos de lucha?

¿Qué tienen en común el independentismo de ETA con el independentismo de
Arzalluz, de Esquerra Republicana de Catalunya o de la Assambleia da Mocidade Independentista de Galicia?
¿Hay diferencias entre  la ETA que luchó contra Franco y la ETA que lucha contra los antifranquistas, la democracia y el Estado de autonomías?

¿La lucha armada que dice practicar ETA los homologa con las guerrillas
antifranquistas de los años 40 o la resistencia europea contra el nazifascismo?

¿Es lo mismo el tiro en la nuca de ETA que el asalto al
cuartel del Moncada en Cuba, la guerrilla del Che, o el EZLN hoy?

¿Qué tiene de específico el problema vasco en la teoría de la resolución de conflictos? ¿Por qué en España no se ha podido desarrollar un movimiento negociador como el que trajo la paz en Irlanda del Norte?

El debate continúa.

Cordialmente,

Carlos Barros
Coordinador de Historia a Debate
E-mail: cbarros@retemail.es
Web personal: http://personal5.iddeo.es/cbarros