Historia Inmediata


Atentados en el País Vasco


[Repuesta al mensaje de J. Oriola sobre "Los niños de Rusia"]

Estimado Jorge Oriola

No todo en España es tan democrático ni tan progresista. La España posfranquista (Recuerda aquello de "La España de charango y pandereta..." ?) todavía tiene resabios del viejo régimen.Es cierto que las heridas no cierran fácilmente después de catástrofes como la Guerra Civil, pero a veces hay quienes se encargan de mantener esas heridas abiertas, de escarbar en ellas o de evitar que cierren.

Adjunto un mensaje que me llegó que trata del polémico Juez Garzón y su actitud para con un pueblo que lucha con tenacidad por mantener su identidad, en democracia y en paz, mal que les pese a los trasnochados de ETA y sus acólitos y a los que pretendiendo combatirla fomentan el descontento, alimentan el odio y la intolerancia, y actúan discriminadamente contra medios de expresión, educadores, organizaciones de distinta índole y periodistas, sólo porque estos han nacido en suelo vasco y pretenden nada más que seguir siendo vascos.

Ricardo Marcó Muñoz
Investigador
ex-profesor Univ. Católica de Santa Fe, Arg.
ex-profesor Univ. Nacional del Litoral, Arg.
Paraná, Entre Ríos, Argentina

+++++++

NUEVA ARBITRARIEDAD JUDICIAL DEL JUEZ GARZÓN

DOS DIRECTORES DE DIARIOS IMPUTADOS DE "INDUCCIÓN AL ASESINATO" POR CONCERTAR UNA ENTREVISTA PERIODISTICA CON MIEMBROS DE ETA

La diáspora vasca se dirige a la opinión pública, alarmada por el verdadero estado de excepción en el que viven los vascos en Euskadi, a merced de la arbitrariedad judicial española que continúa violando normas elementales con total impunidad. Una nueva vuelta de tuerca se ha producido. Los directores de los diarios vascos Euskaldunon Egunkaria -Martxelo Otamendi- y de GARA -Mertxe Aizpurua- han sido citados a declarar por el mediático juez español Baltasar Garzón, imputados de "inducción al asesinato" por haber concertado una entrevista periodística conjunta a miembros de ETA, publicada el 7 de junio del 2001.

Paralelamente, la Fiscalía ha pedido 6 años de cárcel para el periodista de Ttipi-Ttapa, Jon Abril, por tomar imágenes del frente de la Audiencia Nacional española, como hacen habitualmente todas las cadenas informativas.

Vale citar como antecedentes, que este mismo juez cerró el diario Egin, la revista Ardi Beltza (y encarceló a su director, el periodista Pepe Rei ) y una radio, además de negarse a investigar las numerosas denuncias de torturas y procesar arbitrariamente a decenas de ciudadanos vascos por pertenecer a organizaciones legales, como en el caso de AEK (educadores en euskera), Fundación Zumalabe, editora Zabaltzen, Haika y, más recientemente, Gestoras pro Amnistía (organismo de familiares de presos políticos).

Prácticamente la totalidad de los procesamientos quedaron sin efecto al cabo de meses de farsa y prisión para abogados, profesores y dirigentes sociales vascos. La operación política contra Gestoras aún está en marcha.

La diáspora vasca quiere denunciar la ofensiva política, mediática y judicial contra los vascos que viene llevando a cabo el gobierno español, uno de cuyos instrumentos es el juez Garzón, cuyas arbitrariedades remiten a los años de la impunidad franquista. Llama a periodistas y medios a reclamar por esta flagrante violación del derecho a la información y la persecución sistemática contra todos los medios periodísticos que expresan una postura soberanista.

Asimismo, convoca a todos los ciudadanos a respaldar el derecho de los vascos a la información, exigiendo que la justicia española ponga fin a estos despropósitos llevado a cabo por el juez Garzón como maleable instrumento de la política española puramente represiva, que niega el derecho de autodeterminación, rechaza el diálogo y busca perpetuar el estado de beligerancia en el conflicto vasco-español.

Rep. Argentina, 15 de enero de 2001

DANIEL C. BILBAO
Asociación Diáspora Vasca