Historia Inmediata


Chávez



Estimados amigos historiadores de todo el mundo.
 
Que se le dedique a Chavez un foro de discusión en exclusivo me parece un tanto exagerado. En primer lugar el Teniente Coronel tiene un "proyecto" que para bien o para mal debe subordinarse a la Constitución y al Estado de Derecho imperante; algo que lamentablemente no entiende. Eso de fundar y refundar a la nación por el capricho de un hombre con visiones mesianicas y una desaforada ambición de poder es algo que en Venezuela pensabamos superado. Este militar, que ya lleva diez años en el poder, ha hecho que el país entre en una peligrosa y lamentable involución histórica al estilo de un Fidel Castro en Cuba o de los jerarcas de la antigua y ya desaparecida Unión Soviética. El autoritarismo como modelo politico en la sociedad moderna del siglo XXI es un tremendo anacronismo; Chavez y su delirante proyecto son anacrónicos; y lo más grave, está llevando el sufrimiento, el oprobio y la humillación a la gran mayoría de los venezolanos, ya sean sus convencidos partidarios o quienes le adversamos, que de paso, representa hoy en día a la gran mayoría del país. Este tipo de personajes nefastos dentro de la historia son los que producen paradojicamente el mayor desencanto y frustración colectiva; decimos paradojicamente porque la retórica es precisamente "bien intencionada". Los "sacrificios" que debe sufrir la población inerme y los subterfugios que en última instancia se utilizan al constatar los reiterados fracasos dentro de la labor social terminan siendo una constante. Los culpables? los de siempre: el imperio, la oligarquía, el bloqueo, el enemigo interno y externo; pero nunca se asume la propia responsabilidad por el fracaso; nunca se piensa en compartir las responsabilidades de liderarazgo con el otro, el adversario político que tiene los mismos derechos para gobernar y oponerse dentro de un sistema político democrático y plural. La Unión Sovietica subordinó la construcción del hombre nuevo a sus ansias imperiales; en Cuba se subordinó la construcción del hombre nuevo a las desaforadas ambiciones de un caudillo enfermo de poder, y en Venezuela tenemos algo parecido. Al Teniente Coronel hay que medirlo no por lo que dice, sino por su rendimiento como gobernante; y desde mi particular punto de vista, éste ha sido ineficaz.
 
Estamos a favor de la convivencia en un marco de libertades públicas y sociales que abogue por un sistema de justicia para la gran mayoría, llámese democracia, socialismo, comunitarismo o lo que sea; lo importante son los hechos, las realidades. Venezuela, bendecida, por el maná petrolero, se encuentra hundida en el desconcierto por las bravatas de un Yo Supremo de pocas luces aunque con una instintiva y terrible ambición de poder.
 
Dr. Angel Rafael Lombardi Boscán
Director del Centro de Estudios Históricos de la Universidad del Zulia
Maracaibo-Venezuela