Historia Inmediata


Chávez


 

LA INVESTIGACIÓN TUTELADA EN EL CDCHTA-ULA

La definición de universidad está emparentada con la investigación. Una universidad sin investigación no es una universidad. Como es sabido los investigadores deben presentar los resultados de sus trabajos en eventos internacionales para la necesaria metaevaluación. Una mirada actual nos indica que estamos en términos de apoyo a los compromisos internacionales de los investigadores en cifras anteriores a 1998. En 1998 los investigadores con un barril de petróleo a 8 dólares, tenían el derecho de poder participar en un congreso o foro internacional una vez al año con apoyo de los respectivos CDCHT, previa demostración de la productividad académica entre los periodos en los cuales se hacía la solicitud. Paradójicamente cuando más hemos tenido ingresos petroleros menos ha sido el apoyo a los investigadores; veamos en el año 99 subió a 12 dólares el barril, en el 2000 a 20 dólares, en el 2001 a 34, bajo en el 2002 a 30 dólares el barril, en el 2003 subió a 34 dólares, en el 2004 subió a 38 dólares el barril petrolero; en el 2005 a 50 dólares, en el año 2006 a 60, en el año 2007 a 65 dólares el barril petrolero, y en el año 2008 record histórico al vender el barril a 116,57 dólares. El derecho ganado por los investigadores en nuestras universidades es menoscabado, y se fue cercenando lentamente; primero se redujo a dos años, y últimamente, es muy lamentable que se tenga que acudir a la Vicepresidencia de la República para que se autorice un pasaje al exterior; no podemos seguir aceptando esta censura oficial con un silencio cómplice. Se nos exige calidad y eficiencia a los nvestigadores acreditados por los programas del PEII-ONCTI (Obsérvese el Normativo) pero sin embargo, se limita el apoyo a los investigadores activos y acreditados por los CDCHT. Un ejemplo nos iluta el panorama. Recientemente viajé a México (julio-agosto 2011) al 33 Congreso Internacional de la International Standing Conference for the History of Education para presentar dos ponencias y una participación en un panel; y a pesar de que había sido aprobado el financiamiento por el CDCHTA de la ULA, luego de cumplir con los baremos y exigencias de ley, se agregó una coletilla a la carta de autorización de financiamiento que decía "Este financiamiento está sujeto a la autorización del Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, en un todo de acuerdo con lo establecido en el Decreto Presidencial Nº 6649". Y hasta el momento no ha sido honrado el compromiso. ¿Cómo podemos ser investigadores con ranking internacional si no se nos apoya? La triangulación de los resultados es una exigencia del mundo académico y cómo poder hacerlo con esas limitaciones. Los estándares que miden la investigación de punta son internacionales, los baremos de los programas nacionales e institucionales incluyen ítem´s en el que se exige la acreditación internacional. En Venezuela vivimos la paradoja en la que ser un investigador de productividad reconocida, excelencia probada y formador de talentos, es malo. Ésta estigma amenaza con destruir la investigación en nuestra universidad venezolana. Cuando en los países del primer mundo sucede lo contrario, se les estimula y protege porque son el futuro de esas naciones. RECHAZAMOS ESE TUTELAJE que estaba explicitado en la vetada Ley de Educación Universitaria (2010) pero que se viene aplicando de hecho al introducir esta restricción. La Ley de Educación Universitaria tal como se enuncia en el Art. 28 viola la autonomía universitaria porque coloca fuera de la universidad la gerencia de la investigación, en los llamados Centros de Estudios Territoriales, y en caso del tutelaje de la Vicepresidencia de la República que se ejerce actualmente, es un acomodo para controlar la investigación abierta. De esta manera, desaparece la autonomía universitaria en materia de investigación, en adelante estaría tutelada por una figura parauniversitaria llámase como se llame. Rechazamos esa medida porque quedaría definitivamente la investigación bajo el dominio del gobierno y en maridaje con las políticas de turno. El conocimiento hoy por hoy no solo se discute o se valida en forma endógena, sino que necesariamente tiene que ser validado externamente, internacionalmente.

José Pascual Mora García
Profesor Titular
ULA-Táchira
Venezuela