Historia Inmediata


Chávez


Importancia de los estados fronterizos para la Revolución Bolivariana

La importancia de los estados fronterizos para la Revolución Bolivariana radica en dos aspectos específicos

1) El Zulia es una zona de explotación petrolera que genera un gran porcentaje de ingresos al Estado­nación; por lo tanto, tener dominio de este espacio es vital para la revolución, precisamente por los hechos acaecidos con el paro petrolero (diciembre 2002-febrero 2003), durante el cual no se tenía soberanía sobre la industria en el Zulia. En este momento se evidenció lo importante de mantener control sobre la industria petrolera, por ello es valioso quién esté en la gobernación, pues Manuel Rosales obstaculizó la uesta en marcha de la industria y saboteó todos los intentos de hacerla funcionar. Para la revolución sería mucho más fácil establecer toda una planificación social desde la industria si el gobernador fuese afecto a la Revolución Bolivariana.

2) Ante la arremetida de los EE.UU. en Colombia, con la excusa de frenar el narcotráfico y la subversión, los territorios fronterizos de Venezuela se encuentran amenazados por la posibilidad de una intervención gringa con la justificación de la inestabilidad causada por los focos violentos en Colombia. Con el denominado Plan Colombia, se ha invertido una gran cantidad de dólares en material bélico que podría ser usado en contra de Venezuela; pero, además, la arremetida militar se ha dado en contra de los movimientos guerrilleros (FARC; ELN), mientras se han fortalecido los paramilitares (Autodefensas), enemigos acérrimos de la Revolución Bolivariana. Esto facilita la penetración de los paramilitares hacia Venezuela, creando focos de desestabilización y propiciando movimientos armados que insurjan contra el gobierno Constitucional de Venezuela. De hecho, ya en el Zulia y Táchira operan células de las autodefensas en complicidad con sectores de la oposición venezolana, específicamente en los municipios Catatumbo, Machiques, Rosario de Perijá y Páez, en el Estado Zulia. Hay serios indicios de que los paramilitares se encuentran en Venezuela desde antes del golpe de abril de 2002 (posiblemente participaron en él), muchas veces amparados y financiados por autoridades locales y regionales. Ante esta situación, es imprescindible para la revolución retomar la administración política y económica, en el Zulia y Apure, por ejemplo, y establecer una planificación estratégica para Táchira y Barinas que frene y neutralice las fuerzas paramilitares que eventualmente podrían acceder al territorio para desestabilizar. Sabemos que a los promotores del Plan Colombia no les interesa para nada acabar con la violencia en Colombia; por el contrario, eso les genera ingresos. Son ellos quienes desean tener una "punta de lanza" para controlar la producción y comercialización de la droga; además de un contingente armado para enfrentar posibles levantamientos populares que busquen la independencia y autonomía de los pueblos latinoamericanos. El Plan Colombia solo es el inicio del establecimiento de múltiples bases militares en América del Sur para controlar sus destinos y no permitir su liberación definitiva. Es tan evidente, que no les importa pactar con una fuerza tan brutal e inhumana como los paramilitares.

Johnny Alarcón Puentes
Universidad del Zulia.
Facultad Experimental de Ciencias.
Departamento de Ciencias Humanas.
Unidad de Antropología.
Maracaibo, Venezuela.2004.