Historia Inmediata


Chávez


Dice el Dr. Juan M. Morales Alvarez (Profesor Titular, Universidad Simón Bolívar ,Departamento de Ciencias Sociales,(en HI Chavez 104 del 11/12/02): "Es muy difícil entender la realidad venezolana actual que nos golpea diariamente desde la calle. Les invito a participar en éste análisis".

Tomé esta frase pero les recomiendo la relectura de dicho texto porque el mismo es una prueba de cómo algunos académicos, como el Dr. Morales A. pretenden hacer una lectura de la situación sin tomar en consideración los más mínimos aportes de la ciencia de la historia. Y esto es precisamente lo grave porque obstaculiza entender lo que pasa, aún sabiendo que los procesos que vivimos en el mundo de hoy son por demás complejos. Por ejemplo: si el Dr. Morales se preguntara por un instante cuáles son los intereses de los grandes grupos transnacionales hoy acerca de las fuentes de energía, por ejemplo el petróleo- bienes no renovables; si mirara qué pasó con la privatización de la gran empresa petrolera argentina Yacimientos Petrolíferos Fiscales que fue endeudada forzosamente en la época de la dictadura militar y luego rematada a precio vil y entregada a Repsol sin que actualmente el estado argentino pudiera controlar precio ni tuviera ninguna posibilidad de una herramienta para control en el mercado interno ni de exportación. Si mirara que pasó en Argentina con todo el patrimonio nacional en una entrega total bajo las políticas impuestas por los organismos financieros internacionales con la anuencia de la casta burocrática política  y los dueños locales y extranjeros del capital financiero; decía, si mirara algo de esto podría ayudarle a entender la situación  venezolana.

Si el doctor Morales se preguntara qué intereses tiene el pueblo que defiende a muerte a Chávez; si analizara a quién beneficia y a quién perjudican las medidas de gobierno, las realizadas o las que pretende realizar el gobierno popular; podría entender la cuestión más claramente.  Si introdujera en sus análisis los conceptos de clases sociales, de lucha de clases y de capitalismo en su fase imperialista tendría elementos para pensar con más profundidad que dejarse guiar e ilustrar por los mass media del sistema. Allí podría descubrir con alguna claridad qué intereses puede tener el Departamento de Estado de los Estados Unidos en boicotear una profunda y novedosa experiencia de democracia popular hoy en América Latina como es la que se inició en Venezuela con la gesta  popular bolivariana constituyente con la presidencia del presidente Chávez. Fíjese señor Morales que EE.UU. ya usa un término que no debemos aceptar así por que sí, porque hasta Ud. caería en esa categoría de Terrorista sólo por invitarnos a pensar, por llamarnos a debatir este tema: Me refiero a que todo el que piensa, -y que por lo tanto puede llegar a descubrir que los intereses del poder de los E.U.A. son contrarios a los pueblos del mundo y particularmente de A.L.-  es categorizado de terrorista y por lo tanto pasible de caer bajo su "justicia planetaria". ¿Le parece bien que se estén entrometiendo en los asuntos de su país? ¿o preferiría Ud. poder abrir un dialogo para ver de qué modo reparten de una manera justa y equitativa, por ejemplo, la renta petrolera que les produce el petróleo y la empresa estatal,  en vez de que pretendan llevársela otros para acumular riquezas de manera obscena y genocida? Podrían ustedes levantar escuelas, terminar con el espectáculo de hambre y miseria, -que me imagino que a Ud. le debe provocar vergüenza y tristeza como a toda persona que se precie de ser humano- y construirse un escenario de sociedad más hermosa  y tentadora de ser vivida. Considero que todas estas reflexiones son necesarias en un profesor de ciencias sociales y sobre todo para abrirlas a los estudiantes que son en general gente del pueblo, gente que sufre no sólo las faltas de recursos, sino más porque no llega a comprender por qué pasa lo que pasa y entonces, no puede encontrar salidas y las busca a la desesperada. Nosotros los profesores de Ciencias Sociales tendríamos que conocer las experiencias históricas de las políticas de los poderes imperialistas sobre A.L. y las luchas de los pueblos, particularmente desde las últimas décadas,  para ayudar a nuestros estudiantes y a formar opinión pública acerca de los diversos intereses que anidan en la sociedad actual. Ya se conoce el papel del Departamento de Estado, la CIA y demás yerbas en todos los golpes militares de los 70, en la experiencia de Nicaragua y Granada, en todos los intentos por liquidar la experiencia cubana, etc. Hay documentos, archivos en los distintos países, incluso se pueden incluir los últimos documentos desclasificados de los EE.UU. donde ponen en claro el papel que jugaron para desbaratar todos los intentos de proyectos populares alentando a las fuerzas más retrógradas con las formas más terribles de terrorismo de estado. No son frases, son hechos comprobados que han dejado víctimas pero también experiencias. Fíjese que en mi país, Argentina, cuando fue el golpe de estado de Chávez en el 92 hubo una lectura superficial del hecho. Inmediatamente no sólo las fuerzas del poder financiero sino los organismos de derechos humanos lo tildaron de golpista y lo identificaron con los golpes de estado conocidos aquí, es decir golpes terroristas del poder financiero guiados por intereses transnacionales. La primera mirada sobre Chávez fue tildarlo de militar genocida sin advertir sus intereses de clase y sus planteos políticos en consideración de los intereses del pueblo de Venezuela. Hoy es visto claramente desde acá el proceso venezolano -a pesar de que recibimos las noticias de la prensa del sistema-  como quien expresa los intereses populares. Vemos, aunque con breves pantallazos de la TV, que hay fuertes intereses que no son los del pueblo venezolano ni latinoamericano para voltear esa experiencia y hacerla retroceder a los niveles de postración en que nos han sumido a casi todos los pueblos de A.L. imposibilitándoles modificar de raíz las reglas del juego social. Es probable que haya capas que tengan miedo a que se radicalice el proceso, son sectores medios que seguramente son presas de desinformación, de tergiversación de las reales posibilidades que les abriría un proceso popular en avance en relación con el deteriro en que los sumiría un proceso cooptado por los poderes financieros. Acá en Argentina, pasaron muchos años hasta que las capas medias tomaran conciencia del deterioro en que las sumía la concentración del capital en otras manos.  ¿Para qué piensa Ud. que los sectores de poder tienen historiadores, psicólogos, comunicadores sociales, antropólogos, economistas, politólogos, a su servicio?.El poder que tienen lo mantienen con política y con discursos y cuando estos no son suficientes usan los hechos como ese golpe de estado contra Chávez de hace unos meses, las provocaciones permanentes, la incitación a destruir las bases económicas del poder popular- como este ataque que sufre la empresa petrolera estatal-  o esa infame matanza. Le sugiero que tome como ayuda esta pregunta ¿A quién conviene? ¿A quién perjudica? verá que es útil para encontrar el sentido a muchos actos de esta tumultuosa historia del presente.

Es difícil el papel de los intelectuales; de algún modo estamos participando de esta separación entre el trabajo manual e intelectual que se arrastra desde mucho atrás con una neta separación. Sin  embargo no estamos más allá del bien y del mal. Jugamos un efecto multiplicador desde nuestras cátedras y nuestras publicaciones .Es bueno saber y hacerlo saber, tomar conciencia de qué lado nos ponemos para nuestros análisis, lo que no quiere decir escapar al conocimiento científico. Todo lo contrario. O justificamos, enturbiamos, deformamos; o al contrario, buscamos destapar, saber,  y no nos conformamos con lo que nos viene dado o por la defensa egoísta de nuestros intereses particulares en lugar de ponernos como lo que somos, o piezas del sistema, intelectuales del poder, o pon emos nuestros saberes al servicio de la verdad, que es del progreso, de la humanidad, de la ciencia para transformar y solucionar los problemas de los humanos? Ubicarnos como científicos no es perder pasión ni compromiso, Todo lo contrario. Los intelectuales  tenemos prensa sólo cuando respondemos a los sectores de poder. En mi país están llenos los programas televisivos de supuestos sabelotodos, todos dicen lo  mismo, todos justifican el status quo. Los demás tenemos algunas cátedras y tratamos de abrir espacios nuevos.

Los miembros de H a D vemos que hay posiciones muy disímiles aunque tenemos en común, -así espero- las ansias por saber y jugar un papel protagónico en la historia desde los intereses de la sociedad humana en su conjunto y no de unos pocos. ¿no? Por eso profesor Morales, yo no creo en las cadenas televisivas del sistema, las analizo con un utillaje teórico y metodológico. A los conceptos que le sugería más arriba le agrega algo que acá estamos utilizando cada vez más para entender qué pasa en las complejas situaciones actuales: es la cuestión del poder y del estado. ¿Qué estado tienen ustedes con la forma que le dieron con la amplísima participación popular con la constitución bolivariana de marzo del 2000? Se trata de un estado popular, que están disputando otros sectores, intentando mover la c orrelación de fuerzas para retomar los hilos que han perdido con esa democracia popular que inauguraron. ¿Sabe Ud. por ejemplo que nosotros en Argentina tenemos un estado que ha perdido totalmente la soberanía nacional y que en la práctica es una dictadura del capital financiero? Ha empezado a tomar cuerpo desde la dictadura militar del 76 y luego en estas etapas democráticas se ha ido fortaleciendo: Eso es lo que explica que en mi país a pesar de la enorme riqueza que se produce, tengamos un 50% de la población por debajo de la línea de pobreza?

Entonces el tema del poder y el tipo de estado es una útil herramienta para analizar estos procesos complejos y de tránsito de una sociedad arcaica y decadente -producto del final de la fase imperialista del capitalismo- hacia formas superiores y necesarias de organización social.

Creo ver que Venezuela está haciendo una fuerte experiencia de poder popular, que ha logrado cimentar con una forma institucional en una democracia de nuevo tipo como la que aspiramos muchos pueblos: la revocabilidad del mandato de los funcionarios, el control popular e institucional permanente sobre los que juraron un programa y para eso fueron elegidos. Acá en mi país cuando el pueblo dijo "Basta" a los gritos con el ritmo de las cacerolas, en diciembre de 2001,derrocamos a un presidente, pero acá Sr. Dr. Morales, no tenemos una constitución popular ni leyes que controlen a quienes traicionan el voto popular, ni a quienes se siguen llevando a carradas las riquezas que producimos. Acá dijeron "vótenme, que no los voy a traicionar";  "síganme" (Alfonsín, Menem, De la Rúa, Duhalde y los que ahora ponen sonrisas en los afiches para que los voten) y después cumplieron las directivas del poder financiero. y vaciaron el país.  Acá tenemos una democracia a la antigua, de esas que no son, que son fachada como dice Saramago, porque en realidad es dictadura del capital financiero.

Sr. Dr.Morales: si desde las universidades quisiéramos hacer una lectura clara de la realidad y pudiéramos ver la historia desde los intereses en juego, veríamos con mayor claridad, aunque siempre con dolor, que las revoluciones no son queridas ni deseadas por toda la sociedad cuando ésta es tan escindida en clases diferentes, tan distantes en su acceso al producto social.  Hay quienes se perjudican cuando otros empiezan a ver que con cambios revolucionarios de reforma agraria, de defensa del patrimonio nacional y con leyes justas para garantizar educación y salud, vivienda, trabajo, recreación, etc. se benefician. ¿Podría responder Ud. por qué algunos pocos se hicieron dueños de este planeta y por qué pretenden seguir siéndolo? ¿Tienen un contrato con su dios o con sus dioses?¿Tan malvados son  los dioses que han creado los hombres? ¿O tan injusta la sociedad que hemos hecho, pero a la vez tan fascinantes los elementos que podemos utilizar para cambiar esta historia?

En suma, es más sencillo de lo que parece. Ud. se coloca del lado de los que una revolución popular latinoamericana lo afecta, quizás porque no lo pensó bien y quizás hasta Ud. podría beneficiarse si en vez de ver el triste espectáculo de muertos de hambre como ve allí seguramente o como vemos en nuestro país  tan rico como el suyo, Ud., sus colegas, sus estudiantes, sus vecinos, sus connacionales, pudieran estudiar tranquilamente, hacer planes para el futuro, ver flores, escuelas, teatros, pudiera escuchar la música y ver las posibilidades fantásticas de creación en todo el pueblo, por qué no- ¿por qué no niños felices en una sociedad construida sobre otras bases? Si ya los humanos hemos creado y descubierto todo lo que hace falta para lograrlo..

Le agradezco que nos haya invitado a participar del debate.

Venezuela me duele en el cuerpo, como me duele mi país. Por eso creo como Ud. que es tarea de los historiadores tallar en la historia,  pero por favor, aprovechemos lo que la ciencia y la historia han construido para no caer víctimas de los preconceptos, las frases hechas y las falsas justificaciones, justamente nosotros, los que nos dedicamos a estudiar, a dar clases e investigar la sociedad. A sus órdenes para continuar el debate.

Irma Antognazzi
Docente de Problemática Historia. Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario. Argentina