Historia Inmediata


Chávez


De acuerdo con la explicación que formula el profesor Juan Eduardo Romero (Chavez 48) los golpes de Estado en Venezela se realizan por etapas. Nos propuso para explicar el porvenir de Hugo Chavez el analisis comparado de los hechos de medio siglo de historia venezolana. Si bien creo que la explicación es muy simple, no deja de ser atrayente. Para ello, creo petinente recordar algunos hechos de la historia argentina, que también confirman en cierto sentido la hipótesis que formula Juan Eduardo Romero. Trataré de ser breve, pues es un tema que si lo desarrollo como deseo, se hace poco menos que un libro voluminoso, y no abusaré de ese modo.

Daré algunos ejemplos:

Primero ejemplo

Durante la IIa. Guerra Mundial, y cuando las fuerzas armadas ‹en especial el Ejército‹ aún creían en el triunfo de las potencias de eje (Alemania-Italia-Japón y sus aliados), decidieron un golpe de Estado que era resultado de la confluencia de varios sectores y logias, todos de tendencia nazifascista. Esa acción venía a ser el resultado de una intensa acción político-ideológica de signo fascista en los años '20 y æ30 del siglo XX. Dado el golpe, asume en primer lugar el general Rawson, que a los tres días es depuesto por el general P. Ramirez (expresión más ultraderechista y de conviciones francamente fascistas. De allí en más, la incompetencia intelectual de los militares, que equivocaron burdamente el pronóstico, los llevó a tener que intentar una salida con una especie de ³chavez² argentino que planteó un reformismo limitado con una democracia aplanada. Me refiero al general. J. Perón.

Segundo ejemplo

Después de los fracasos económicos que llevaron al régimen peronista a la primera venta masiva del patrimonio nacional (petróleo; tierras; recursos mineros;  apertura a las empresas monopólicas que empezaron a entrar en virtud de la ley 14222 aprobada sin discusión en el Congreso dominado abrumadoramente por el peronismo; etcétera. [*]

Existiendo una disputa muy fuerte por lo que se entendía como "la sucesión", la Iglesia Católica intentó crear su partido Demócrata Cristiano e intensificó su acción sobre los sindicatos burocratizados (dentro de los cuales actuaba). Eso los llevó a chocar frontalmente con el peronismo. Y unida esta nueva ³oposición² con la ya existente, muy fuerte, produjo dos intentos de golpe de Estado, a saber:
El primero, por una parte de la Marina, que fracasó (16 de junio de 1955). El segundo, apenas 3 meses depués (16 de setiembre de 1955), y tras alguna resistencia "pour la galerie", el presidente J. Perón huyó y ese golpe de Estado resultó triunfante.

A su vez, los vencedores entraron en conflicto, pues el primer presidente de facto ‹gral. Eduardo Lonardi‹ se rodeó de un ministerio francamente fascista o, al menos, ultraclerical. Fué destituido y lo suplantó el gral. Pedro Eugenio Aramburu.

[*] Excelente discipulo y alumno de J. Perón fue el ex presidente Carlos S. Menem, que hasta se postula para un tercer período del cual dios nos libre...

Tercer ejemplo

El gobierno electo de Arturo Frondizi [1958-1962] (desarrollista) sufrió un par de decenas de movimientos militares (que eran entre intentos de toma del poder y arreglos de cuentas internos entre camarillas militares). La población, en estos casos, permaneció pasiva; los dirigentes sindicales peronistas apoyaron el golpe de Estado (como siempre lo han hecho a cambio de sus ventajas y la enorme corrupción del aparato sindical).

No sigo para no cansar, pero este esquema se ha repetido hasta el hartazgo. Lo peor es que ahora nuevamente se intenta seguir la tradición. Es decir, podemos asistir a la HI y aún a la ³pre historia² que no es lo que parece a simple lectura sino a la preparación secreta de algo anunciado a gritos...

Consejo util y lamento inutil

¿Quiere usted dar un golpe de Estado en la Argentina? Simple: prometa canonjías a los sindicalistas; llame y ofrezca porciones de poder y del presupuesto nacional a la jerarquía de la Iglesia Católica (y porciones del sistema educativo); y use los aparatitos conspirativos por habitualidad del nacional-populismo (neofascistas). Una parte de la izquierda se pliega sola... aunque después los muelan a palos. Y el empresariado [especie depredadora] siempre presente, en todas las circunstancias, esperando sacar beneficios y obteniéndolos, siempre en exclusiva. La middle class siempre está en ánimo de acompañar... Los otros participantes (populistas, izquierdas, intelectuales demócratas de clase media quedan defraudados y  todo empieza de nuevo... (Llevamos más de 70 [setenta] años de reiteración de lo mismo pero cada vez con un país más empobrecido, arruinado y desmoralizado.)

Moraleja

En otros lados, los golpes de Estado son por etapas. Pero los argentinos ya hemos superado eso, pues vivimos en estado de golpe de Estado permanente. Que parece ser el destino de muchos países latinoamericanos. Pero no vayan a creer que sólo por la influencia de Estados Unidos; no, no, no sólo por ellos. También ponen su cuota los europeos (unidos en el euro y en el asalto a las empresas públicas, dicho sin prejuicios y con todo mi deseo de ir y permanecer en Europa... [Ah, Madrid; ah, París...]). Y la puja entre unos y otros nos tiene atenazados a todos (¿Mercosur o ALCA?). El pobre Chavez ‹afortunado golpista (con  sus dos etapas también) ahora golpeteado‹ no es diferente a todo esto y está, a mi entender, cuasi condenado... Pero esto es otra cuestión en la cual no los introduciré ahora.

De modo que la preparación de los golpes de Estado parece tener una modalidad: ir por partes o por "etapas"... Y lograr ‹concediendo en la promesa destinada al imaginario‹ muchas "ventajas" para obtener los apoyos de los cada vez más profesionalizados grupos de oficio pro golpistas...

Un saludo cordial de JJD.
--
Lic. Jorge A. Jaroslavsky Dickmann
Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
E-mail: jaroslavsky@interlink.com.ar