Historia Inmediata


Chávez


El compatriota Juan Cruz Cabral (subdirector de la Revista SUDESTADA) formula una interesante pregunta (HI. Chavez 107/Date: Fri, Dec 13, 2002, 7:25), acerca de la cual trataré de hacer algunas muy suscintas reflexiones, a saber:

La posibilidad legal de poner fin al mandato del sr. Hugo Chavez está trabada por la negativa formal del propio Hugo Chavez, que trata de ganar tiempo para seguir en el cargo (para el cual fue electo por una amplia mayoría de votos, que ha perdido). Uno de los elementos constitutivos de la democracia es la revocatoria de los mandatos ‹en cualquier momento del tiempo de duración de los mismos‹, aunque el caso del jefe de la revolución bolivariana no está incluido porque la misión libertadora que encarna no puede ser sometida al voto siempre [*]. Esta especie de supremo (o mejor Supremo) jefe no tiene término temporal; se extingue con su vida, al mejor estilo monárquico.

Como todos sabemos (sí, "sabemos") el sr. Hugo Chavez ha transformado a Venezuela en un vergel donde florecen la justicia social, el crecimiento económico, la educación, la salud, la seguridad social, etcétera. Dadas estas maravillas, ¿por qué querrán tantos venezolanos que se vaya? (La consigna generalizada es ³que se vaya²). Casi un calco de la consigna que una minoría muy sonora repite hasta el hartazgo en la Argentina: "que se vayan todos". En realidad, los venezolanos parecen modestos en su reclamo de la ida de uno solo; aquí, ³queremos² que se vayan todos... (Por cierto que aquí nadie puede explicarnos quién viene después; presumo que en Venezuela pueden.)

Es posible que algunos compatriotas argentinos observen atónitos el pedido que le hacen al sr. Hugo Chavez. Y quizá más atónitos ‹aunque no lo expliciten‹ acerca del pintoresco "que se vayan todos", tan genuinamente nuestro. ¿Incluirá el "que se vayan todos" a los que lo claman? Porque todos, en castellano quiere decir todos (valga la tautología). Parece que en Sudamérica la idea de que todos deben irse se expande... aunque nadie se va, la que también es otra actitud en expansión. (Este aspecto merecerá una reflexión, en su momento.) Las causales son muy conocidas: todos los días se reiteran argumentos a favor y en contra del sr. Hugo Chavez.

Las posiciones del sr. Hugo Chavez para diferir la votación sobre su mandato es uno de los obstáculos (quizá el principal) al acuerdo que busca el señor Gaviria. ¿Será esa resistencia la causa de los problemas tan duros que tiene la hermana nación venezolana?

[*] Para cerrar, les recuerdo la opinión de un autoritario y reaccionario francés del primer tramo del siglo XX, que hace entendible al sr. Hugo Chavez en el inicio del siglo XXI:

³El mal no es el hecho de una elección, sino el sistema electivo extendido a todo, la democracia. La democracia es el mal, la democracia es la muerte.² (Charles Maurras: Mis Ideas políticas. Editorial Huemul, Buenos Aires, 1962)

Amablemente. JJD.
--
Lic. Jorge A. Jaroslavsky Dickmann
Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Ex Profesor Titular UBA
E-mail: jaroslavsky@interlink.com.ar