Historia Inmediata


Chávez


Saludos a Xavier:

Su criterio escéptico sobre el proceso venezolano actual me parece es más cómodo que crítico. Me parece que en ello radica su confusión. Creo que se ha debatido en HaD más de una vez lo de la posición del historiador en relación con la verdad, con la objetividad, con los hechos, con la crítica y con la propia historia.

Lo que se debate en Venezuela, según es visible desde mi perspectiva, es la posición de unos hombres y otros ante el proceso de crisis mundial, qué posiciones adoptan allí cada uno en relación con las fuerzas y las tendencias en el mundo.

El mérito de Chávez, a mi entender, es haber puesto a las masas, quiero decir a los más desposeídos y sufridos de su país, en una posición de orientación hacia el poder, de esperanzas hacia la posibilidad de resolver sus problemas por tanto tiempo postergados.

Visto con mi prisma, ello define una posición ideológica clasista. ¿Estás con el pueblo venezolano, están con los pobres, están con las víctimas del neoliberalismo en Venezuela... ?. Entonces, estás con Chávez. No se trata ahora de membretearlo, si es más o menos simpático o afín, sino de lo que representa. Por otro lado, están las clases ricas, las que siempre han dominado en Venezuela, las que ven en peligro los privilegios que le ha granjeado la aristrocracia, y esas son las fuerzas contrarias. Por el medio habrá más o menos retrocesos y tibiezas. Pero, los sectores de derecha están siendo tanto o más radicales a su modo que el propio Chávez al suyo. La cosa allí no se está tranquila, se mueve, se calienta y, según todo parece indicar, cada vez promete ponerse más aguda.

Habrá que ver, en cada caso, a qué están dispuestos a apostar cada uno de los dos bandos.

Tampoco conviene olvidar -ya que de historia se trata- que el modelo chileno de socialismo en el poder por elecciones con Allende a la cabeza fue llevado abajo por la contrarrevolución con instigación franca del gobierno norteamericano cuya carta chilena fue la represión fascista encabezada por Pinochet. Esa es la experiencia histórica anterior que puede verse al trasluz de los sucesos actuales en venezuela.

Quiero decir que la historia personal de Chávez será más o menos revolucionaria en la medida en que él acompañe en ese sentido al proceso venezolano. Su personbalidad le aporta, pero no lo define. La lucha venezolana no es entre chavistas y no chavistas. Es un
combate entre la democracia y el fascismo. Sirva la historia como lección no para la gloria de nadie, sino para el progreso indentenible de la humanidad. Y, por mi parte, deseo que Chávez lo siga encabezando y emblematizando hoy en Venezuela.

Atentamente

Víctor Hugo Purón Fonseca
periodista